“Ya se les anticipó que se acerquen y que arreglen la forma de pago; porque si no, Energía de Misiones (como se conoce ahora Electricidad de Misiones Sociedad Anónima (Emsa) tendrá que empezar a tomar medidas. Primero informar a la comunidad de Oberá de lo que está ocurriendo y después, inclusive, llegar hasta el corte de luz por la falta de pago”, alertó ayer el ministro de Hacienda, Adolfo Safrán, respecto a la deuda que la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo) mantiene con la distribuidora provincial.
De esta forma, el titular de la cartera económica salió al cruce de las duras declaraciones vertidas por el presidente del Concejo de Administración de la Celo, Pedro Andersson, quien reclamó transparencia a los directivos de Energía de Misiones.
La relación se tensó aún más después de que los consejeros de la Celo se retiraron de una reunión a la que asistieron el propio Safrán y el presidente de la distribuidora provincial, Guillermo Aicheler, entre otros funcionarios, por la deuda que ronda los 170 millones de pesos.

Ocho firmaron convenios
Consultado al respecto, ayer en Oberá el ministro de Hacienda subrayó que “de las nueve cooperativas eléctricas de la provincia, ocho ya firmaron convenios y están regularizando las deudas que tienen con Energía de Misiones. Pero la Celo es la única que no firmó un convenio y se está demorando con los pagos”.
“No digo que no haya pagado nada, pero no está pagando lo que debería pagar y a los dirigentes de la cooperativa ya se les advirtió que esta situación no puede perdurar así”, acotó el titular de Hacienda de Misiones al ser consultado sobre este tema en Oberá.
Añadió que “así como Energía de Misiones tiene que cumplir con sus obligaciones con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) -que es la que nos vende la energía mayorista- las cooperativas también tienen que cumplir sus obligaciones con Energía de Misiones”, agregó.

Tensión en aumento

De esta forma, el Ministro salió al cruce de las declaraciones del titular de la Celo, quien viene afirmando que Energía de Misiones pretende cobrar intereses que no corresponden y desconoce pagos efectuados.
“No sabemos qué van a hacer, pero no nos arrodillamos más”, subrayó Andersson días atrás, tras lo cual afirmó que “mientras no nos digan cuánto le debemos y de qué, no vamos a pagar más”.
Ante la consulta de medios locales, Safrán remarcó ayer que la empresa provincial de energía pretende zanjar las diferencias, aunque reconoció que está latente la posibilidad de un corte en el suministro eléctrico.
“La gente de Emsa tiene la mejor predisposición. El presidente (de la Celo) manifestó que hay una cuestión personal, cosa que entiendo que no es así. Si las otras ocho cooperativas pudieron conciliar cuentas y sólo una no lo hace, creo que es una cuestión de poner un poco de buena voluntad, mandar al contador, al gerente o quien sea, sentarse a ver los números y arreglar de una vez por todas”, manifestó.

La Celo mantiene posición

Por su parte, en la víspera el presidente de la Celo ratificó que la tensión persiste y reconoció que se negó a reunirse con el presidente de Electricidad de Misiones.
De todas formas, se consensuó una reunión con el vicepresidente del organismo para acercar a las partes.
“Se abre otra puerta, porque antes nos dijeron que nos iban a escrachar, que nos iban a cortar la luz porque no llevamos ningún peso. Pero nosotros pagamos y entonces queremos saber qué pagamos”, insistió Andersson.
De esta manera habrá que ver cómo continúa esta situación entre la Celo y Energía de Misiones.
Artículo visitado 153 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top