No te pierdas las sabrosísimas empanadas de cerdo y el riquísimo locro de la Colectividad Japonesa. Martes 9 de julio.

Locro a 100 pesos la porción y empanadas a 300 pesos la docena,

Hacé tu reserva ya! Al teléfono 3755- 683007

Se paga ese día al retirar en la Casa Típica del Parque de las Naciones.

Y la Colectividad Suiza sigue con el LOCRO!!

Esta vez para celebrar el DÍA DE LA INDEPENDENCIA

Además empanadas de carne a 220 pesos la docena.

Martes 9 de julio. 80 pesos la porción. Retirar desde las 12 hs en la Casa Típica Suiza del Parque de las Naciones.  Llevar recipiente.

Hacé la reserva para no quedarte sin tu porción!!

José 3755 218797 / Marisa 3755 557899 / Carina 3755 558238

Rodizzio de Salsas con Fideo

El próximo sábado 6 de julio no te podés perder otro rodizzio de salsas con fideo en la Colectividad Italiana de Oberá. Desde las 21 hs en la Casa Típica del Parque de las Naciones.

$500 dos personas- $300 una persona – $200 niños de 5 a 10 años

Hagan sus reservas al 3755666546.

Tanabata Matsuri

Este domingo 7 de julio, desde las 16 hs., la colectividad Japonesa de Oberá y zona centro celebrará una vez más su Tanabata Matsuri o Festival de las Estrellas. Se trata de una de las festividades más importantes y populares de Japón. Se celebra cada año el 7 de julio, y durante esta fecha se hacen grandes festivales en todo el país. Es una de las cinco festividades estacionales de Japón, y su origen proviene de una antigua leyenda china. En su casa típica del Parque de las Naciones habrá venta de artesanías en madera, origami, plantas suculentas, comidas típicas al paso, ballet y taiko.

La leyenda: La princesa Orihime, hija del dios de los cielos Tenkou, era la encargada de tejer atuendos para todos los dioses, y por eso pasaba sus días tejiendo hermosas telas en las orillas del río Amanogawa. Al estar tan ocupada, ella temía que nunca iba a poder enamorarse, y eso preocupó mucho a su padre. Por lo que decidió concertar un encuentro entre su hija y Hikoboshi, un pastor que vivía al otro lado del río. Cuando se conocieron, se enamoraron instantáneamente y más tarde se casaron. Pero poco a poco comenzaron a descuidar sus tareas. Orihime ya casi no tejía sus telas, y Hikoboshi no prestaba atención al rebaño. Esto enfureció a Tenkou, y los separó dejando a cada uno del otro lado del río. Orihime desesperada le pidió que le dejara ver a su marido. Su padre les permitió verse solo una vez al año, la noche del séptimo día del séptimo mes. Cuando llegó ese día, ellos notaron que no podían cruzar el ancho río. Orihime lloró tanto que hasta las aves sintieron pena por ellos, y formaron un puente con sus alas para que puedan cruzar el río y así encontrarse cada año. Pero si ese día llegara a llover, ellos tendrían que esperar al próximo año para volver a verse.

Artículo visitado 85 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top