Hoy se cumplen 15 años del asesinato de la mujer de 54 años, a quien golpearon y arrastraron hasta el sótano. Allí la enterraron aún con vida. Se conformó el Tribunal de Oberá que juzgará al único imputado que tiene la causa. El acusado llega a debate en libertad.

Fuentes judiciales confirmaron que está todo previsto y que solamente se debe fijar fecha para el inicio del juicio oral y público al único imputado por el crimen de Marilyn Bárbaro (54).

Un total de 60 cuerpos conforman el voluminoso expediente de la causa, que se inició con el homicidio de la infortunada víctima, perpetrado hace quince años en su vivienda de la avenida Italia y México de la ciudad de Oberá.

Voceros del caso estimaron que el debate se iniciará después de la feria judicial, es decir que las expectativas estarán centradas desde finales de julio en adelante.

La palabra final la tendrá el Tribunal Penal conformado por los jueces del fueron Civil y Laboral, Jorge Erasmo Villalba, Ivonne Heppner y Mónica Drganc Fernández.

El único que se sentará en el banquillo de los acusados será Rubén Schnimg, de 35 años, quien durante la instrucción de la causa reconoció que estuvo en el escenario del crimen la noche del 17 de abril de 2004, cuando la mujer, que era discapacitada fue asesinada y enterrada en el patio de su casa del barrio Caballeriza de la Capital del Monte.

En esa declaración incriminó al menos a otros cuatro individuos, quienes posteriormente -tras una infinidad de recursos y apelaciones- fueron sobreseídos en forma definitiva por el Superior Tribunal de Justicia de Misiones (STJ).

La medida benefició a Matías Ortiz (hijo de una exdiputada provincial renovadora), Daniel “Chaparro” Núñez, Patricio Do Santos y Jorge Gabriel Piotroski.

Los tres fueron, en su momento, procesados e incluso favorecidos con una prórroga extraordinaria varios años antes, pero conforme avanzó la causa fueron desvinculados por la Justicia.

 

En libertad

Schnimg estuvo siete años detenido en la Unidad Penal II de Oberá tras el hecho y luego fue beneficiado con la excarcelación bajo caución juratoria (en 2011).

Llegará a la instancia de juicio en libertad y, de no cambiar la calificación, deberá rendir cuentas por los delitos de “homicidio agravado por el ensañamiento y la alevosía y robo en concurso real”, tal como fue procesado en su momento.

En caso de ser hallado culpable podría afrontar una prisión perpetua. Tampoco se descarta que su defensa acuerde una pena en juicio abreviado, revelaron las fuentes.

 

La lucha de “Ticha”

El 7 de julio de 2017 falleció Juana “Ticha” Bárbaro, la hermana de Marilyn. La mujer luchó de forma incansable para que se haga Justicia, organizando y encabezando marchas para que la causa se ventile en un juicio.

Meses antes y entre otras cuestiones dijo en una entrevista a PRIMERA EDICIÓN: “No es un consuelo para nosotros que uno solo vaya a juicio, pero nos costó muchísimo llegar hasta aquí, por las trabas que debimos enfrentar. No me siento frustrada, las trabas no fueron sólo del Poder Judicial sino, fundamentalmente, del poder político”.

Es sumamente grave que un hecho terrible como este, no tenga resolución para la sociedad. Toda esa falta de Justicia, los enormes esfuerzos porque la causa no prescriba, vamos a centrarlos en el juicio. Fue un hecho demasiado grave, de una perversidad pocas veces vista para que termine en la impunidad”, expresó.

Cuando era tan sólo una niña Marilyn padeció poliomielitis, lo que le dejó una grave discapacidad motriz.

Aquel sábado 17 de abril, poco después de las 19.45, hace hoy exactamente 15 años y según establecieron los forenses, los asesinos la sorprendieron en el living de su domicilio.

La golpearon y la arrastraron hasta el sótano. Allí la enterraron estando aún con vida.

Desde un primer momento Schnimg, quien fue visto por testigos en el auto de la víctima y poco después del crimen paseando por calles y avenidas de Oberá, confesó quienes fueron sus cuatro presuntos cómplices, quienes fueron detenidos a las pocas horas.

Su rol en el hecho, según dijo fue el de “campana”. Además de quienes lo vieron circular en el auto hay otra evidencia que lo incriminó, en la escena los peritos encontraron las huellas plantares de sus pisadas.

Artículo visitado 179 veces, 1 visitas hoy

Primera Edición


Categorías: Noticias Policiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top