La línea de 132KV fue licitada y tenía fondos asignados . Con ella se hubieran evitado cortes de energía . Ahora, como salida urgente, piden un generador “delivery”.

La línea de alta tensión de 132 Kv San Isidro-Alem-Oberá II y sus obras complementarias en Misiones fueron licitadas en 2015 y tenían presupuesto asignado por unos 50 millones de dólares, pero por alguna desconocida razón el gobierno de Cambiemos paralizó todo. Lo mismo ocurrió con otras obras energéticas y de agua potable en diversos puntos de la provincia.

Los cortes de luz de la primera quincena de enero en la Zona Centro de la provincia causaron importantes pérdidas económicas pero sobre todo una fuerte ola de malhumor social. Los dirigentes de Cambiemos, que representan al Gobierno nacional, salieron rápidamente a echar culpas a la Cooperativa Eléctrica de Oberá y al Gobierno provincial pidiendo que solucionen el problema.

Sin embargo, desde la renovación le recordaron que “si el Gobierno nacional no hubiera paralizado esas obras, hoy estarían terminadas y no sufrirían los cortes”.

Las obras llevarían un plazo mínimo de tres años, si comenzaran ahora, pero como solución intermedia se gestiona una salida rápida que podría traer calma. La energía “delivery”, como las generadoras que tienen Alem y Aristóbulo del Valle, que genere 20 megavatios, en Oberá. Para ello, el diputado obereño Rafael Pereyra Pigerl presentó un proyecto pidiendo que la Nación financie su instalación inmediata, lo que llevaría unos tres meses.

Cruce de acusaciones

Uno de los primeros que salió a los medios de prensa a criticar a la Cooperativa Eléctrica y al Gobierno provincial fue el diputado provincial del PRO, Roberto Rocholl, quien dijo que “no se están haciendo bien las cosas y que no es un problema de ahora sino de muchos años”. El dirigente macrista participó en algunas marchas de protesta junto con vecinos de Oberá.

Otro que salió muy duro a “pegarle” a la renovación fue el concejal local del PRO, Horacio Loreiro, quien opinó que con las regalías que recibirá Misiones, de parte de Yacyretá, se debería construir la línea de 132 Kv. Lo que no tuvo en cuenta es que las regalías no se cobrarán en dinero sino que serán un descuento de 20% de la energía mensual que compra EMSA a la distribuidora nacional CAMMESA. Y que el Gobierno provincial usará ese beneficio para mantener la tarifa social a los sectores más humildes y suavizar los nuevos aumentos previstos para este año, que rondan el 48%.

Siendo EMSA la que cobra el transporte de energía (uso de líneas) dentro de la provincia, ¿por qué debería Nación financiar esas inversiones?”, se quejó Loreiro, defendiendo al Gobierno nacional.

En respuesta salió el diputado peronista Pereyra Pigerl, quien remarcó que “las obras troncales y sobre todo las de 132 kw siempre las financió la Nación en el 90% de los casos, porque son muy costosas, y están lejos de las posibilidades de las provincias del NEA y del NOA”.

Continuó Pereyra Pigerl: “Me pregunto: si Misiones tributa a la Nación como la 8ª en escala económica de la Argentina pero recibe coparticipación como la 17ª, ¿no tendrían que compensar a Misiones con varias líneas de 132 kw?”.

Luego le respondió a Loreiro: “Con ese mismo concepto del concejal, hoy Oberá no tendría agua, porque ese tipo de obras las financia el Enohsa, que es un organismo nacional, y la Provincia financió la nueva toma de agua con fondos de Rentas”.

“Hoy mismo la provincia de Misiones está financiando el saneamiento del arroyo Mbotaby, con un 85% de avances. ¿Podría el municipio de Oberá pagar esa obra? Por supuesto que no” espetó.

Energía delivery urgente

Como la línea de 132 Kv llevaría varios años, en los últimos días hubo reuniones entre las cooperativas, diputados, funcionarios provinciales y de EMSA. Como conclusión, Pereyra Pigerl presentó un escrito en la Legislatura provincial donde solicita a los legisladores nacionales por Misiones que “gestionen ante el Poder Ejecutivo Nacional fondos para la adquisición o locación de generadores de 20 megavatio y el combustible necesario, para la provisión de energía delivery al área de concesión de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá”.

Sería una central térmica similar a las que ya funcionan en Aristóbulo y Alem, que son de 15 megavatios, y que entran en acción cada vez que el sistema eléctrico de la región es superado por la demanda y colapsa.

En los fundamentos se explica que la Nación debe compensar a Misiones por la falta de gas natural, los costos más altos, la distancia a los centros urbanos y porque la Provincia aporta más energía de la que recibe del país.

Artículo visitado 151 veces, 1 visitas hoy

Diario Primera Edición


Categorías: Interés general Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top