La Fundación Bosques Nativos y el Centro de Investigaciones Antonia Ramos (CIAR) realizó la donación de árboles autóctonos a la Municipalidad que comenzará con un programa de reforestación urbana.  

El objetivo es plantarlos en plazas, plazoletas y otros espacios públicos. Son unos mil ejemplares que fueron buscados desde las instalaciones del CIAR por personal municipal.

Las plantaciones se irán realizando de manera progresiva, bajo la planificación de la Dirección de Saneamiento Ambiental, que también tiene planificado intervenir en la unidad penal.

Artículo visitado 91 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top