Alves pide ver a su hijo. | Foto: Daniel Villamea

El pasado 14 de marzo, la jueza Sandra Fabiana Veloso, titular del Juzgado de Familia N° 1 de Tigre, departamento judicial de San Isidro, provincia de Buenos Aires, firmó un exhorto ordenando la restitución de un niño de 8 años que se encuentra en poder de su mamá en la localidad de Panambí.
La intervención de una jueza de otra provincia se da porque la familia vivía allá cuando se concretó la separación de los padres biológicos y la disputa judicial por el menor.
En el escrito rubricado por Veloso, se indica que “se proceda al inmediato reintegro del niño (…) a su padre, Elías Alves. A dicho fin deberá requerirse el auxilio de personal policial, facultándose a allanar el domicilio” de la progenitora.
Finalmente, el criterio de las autoridades del Juzgado de Familia de Oberá fue contrario a la opinión de la magistrada de Buenos Aires, que emitió el exhorto, lo que generó el reclamo de Elías Alves (37), el padre del niño de 8 años.
El diálogo con El Territorio, el progenitor subrayó que “el juzgado de Oberá incumplió la decisión de la jueza que lleva la causa, que dijo que me tenían que devolver a mi hijo. En cambio, no sé con qué criterio, acá decidieron otra cosa”.
Según averiguó este matutino, el viernes se realizó una audiencia y el menor declaró que no quería vivir con su papá porque le pegaba con el cinto y le estiraba la oreja. También dijo que golpeaba a su madre.
En consecuencia, se resolvió mantener al chico con su mamá, al menos hasta la audiencia fijada para el 6 de abril en el Juzgado de Familia N° 1 de Tigre.
“La madre y la familia le llenaron la cabeza al pobrecito. Si es por violencia, la madre me pegó tres puntazos y yo también le denuncié. La ley dice que hay igualdad para todos, pero le dan más importancia a la madre”, opinó Alves.

Idas y vueltas
Contó que hasta en enero del 2015 residía en Panambí con su ex y con su hijo, hasta que un día ambos desaparecieron. Explicó que fue a trabajar quince días a Brasil y al regresar ya no estaban.
Al respecto, indicó que “dos semanas más tarde ella misma llamó desesperada diciendo que el nene me extrañaba y pedía por mí. Resulta que se había ido a la casa de una tía en Buenos Aires. Vendí lo que tenía para juntar plata y me fui con ellos. Le perdoné por mi hijo”.
La relación nunca se recompuso, se cruzaron denuncias y a mediados del año pasado se separaron, aunque acordaron la tenencia compartida del menor.
“El nene vivía conmigo cinco días y dos con ella, pero en noviembre volvieron a desaparecer y vinieron a Misiones. Hizo lo mismo que en el 2015. Ahora hace cuatro meses que no veo a mi hijo”, se lamentó.
Luego radicó la correspondiente denuncia y afirmó que la madre del menor desoyó tres citaciones de la jueza de Tigre, quien solicitó la restitución al padre.

 

Artículo visitado 144 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Política Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top