La división Investigaciones, dependiente de la Unidad Regional II, secuestró ayer a la tarde un automóvil Renault Megane, presumiblemente con el motor adulterado. El rodado se encontraba en un taller mecánico, ubicado en Villa Martos de esta ciudad.
De acuerdo lo que surge de las investigaciones, el propietario del automóvil, Cesar R. (54), lo había dejado allí en diciembre del año pasado, para que realicen reparaciones. El pasado lunes fue a retirarlo y notó que varias partes del motor no pertenecían al vehículo, por lo que realizó la correspondiente denuncia.
En un procedimiento concretado ayer por la división Investigaciones se secuestró innumerables autopartes de motor, y accesorios desarmados; además de un block, cuya numeración no se visualiza. Los elementos secuestrados serán sometidos a las pericias pertinentes. Interviene el Juzgado de Instrucción 1 de Oberá.

Artículo visitado 599 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top