Trabajadores municipales y de la empresa privada que tiene la capacidad de instalar la bomba de 25HP, están trabajando intensamente en la instalación de la misma, para dar solución a la provisión de agua potable por red.

El Intendente, Dr. Carlos Fernández estuvo presente al momento que comenzaron las tareas de instalación.

Desde el día que se quemó la bomba en el barrio San Miguel, se realizaron las gestiones para la adquisición de una nueva que se debió comprar a través de un proveedor local (Electromecánica Kruyeniski), quien contactó con una empresa de Buenos Aires que debió realizar el pedido al exterior, por ello la demora en llegar la misma a nuestra ciudad, pues tuvo que ser traída en conteiner, realizar el ingreso aduanero y luego viajar vía terrestre a Oberá dado a que la misma pesa más de 6mil kilos; la misma tiene un valor superior a los 160 mil pesos.

Para la correcta instalación de la bomba se debió alquilar una grúa, sumado a los gastos que demandará el trabajo del personal que realizará horas extras será cercano a los $300.000, según estimaciones realizadas previamente.

La instalación es sumamente compleja por lo que demandará trabajar todo el día, posteriormente se realizarán las pruebas técnicas preliminares para dejara en funcionamiento.

Artículo visitado 66 veces, 1 visitas hoy


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top