El hecho se registró ayer en horas de la noche, cuando Marina O. (26), se acercó hasta un cajero automático situado en la avenida de Las Américas de la ciudad de Oberá a retirar dinero, y al ingresar la tarjeta notó algo inusual; y la sorpresa fue mayor cuando la retiró, porque se desprendió un extraño dispositivo que se hallaba en la ranura donde se inserta el plástico.
Ante la sospecha de que se trate de un elemento incrustado por terceros con el fin de clonar las tarjetas, la joven llevó el mismo hasta la seccional Cuarta dependiente de la Unidad Regional II, donde la Policía científica realizó las pericias técnicas.
La Policía recomienda que en caso detectar situaciones de este tipo en los cajeros automáticos se informe inmediatamente a fines de que se realicen todas las investigaciones pertinentes.

Artículo visitado 729 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top