Trabajadores municipales constataron que la bomba de agua del barrio San Miguel estaba quemada. Por este motivo se solicitó una nueva al fabricante, que tiene su sede en Buenos Aires, quienes ante la emergencia anticiparon que la bomba llegaría la semana próxima.

Durante toda la semana, desde la Dirección de Obras Públicas se asistió, de manera prioritaria y gratuita, a todos los vecinos afectados por el corte del servicio.

Se reemplazarla la bomba que cumple una función importante porque bombea a la cisterna que abastece del vital líquido a gran parte del barrio.

La Municipalidad asiste todas las semanas a los vecinos del barrio San Miguel, hasta cuatro veces por día dependiendo la situación, totalizando más de un millón de litros de agua. Repartiéndolo de manera gratuita, siendo que es un servicio que se debe abonar cuando el servicio a particulares tiene costo.

Artículo visitado 40 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Interés general Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top