La investigación federal que busca desarticular la pata obereña de la organización narco descubierta en pleno transporte de 3.500 kilogramos de marihuana entre residuos de yerba mate hacia la provincia de Córdoba, sumó un nuevo capítulo con el procesamiento con prisión preventiva de ocho presuntos narcotraficantes cordobeses. 
Fueron detenidos casi en paralelo al operativo desarrollado hace poco más de un mes sobre la ruta provincial 127, cerca del acceso a la localidad entrerriana de Sauce de Luna. Cada uno tenia un rol dentro de la organización que se debía activar una vez que la carga era depositada en un galpón alquilado en pleno centro de Bell Ville.
De acuerdo a los datos obtenidos por este matutino con el titular del Juzgado Federal de esa pequeña localidad cordobesa, Sergio Pinto, entre ellos estaría el sindicado financista de la banda, los que se ocupaban de la distribución en el ámbito provincial, además de vendedores locales que daban vida a una extensa red de comercialización y también el camionero entrerriano.
Todos fueron individualizados. Para la pesquisa, Omar Ibarra sería el supuesto propietario de la marihuana en tanto que Enri Bustamente, Miguel Bustamante y Horacio Gallardo, sindicados referentes de la venta al menudeo en distintos centros urbanos. Según la misma investigación Julio Alejandro Sánchez, Manuel Ponce y Lucas Figueroa, desde Córdoba Capital, manejaban los hilos a nivel provincial. Y entre ellos se sumó el transportista, Alberto Spioussa.
Los ocho fueron alojados en distintas unidades carcelarias de Villa María, Bower y Río Cuarto, a la espera de los avances investigativos. Todos declararon en audiencia indagatoria, excepto Figueroa, que prefirió guardar silencio ante el magistrado.

Punta en Misiones
Las identidades de los sospechosos salieron a la luz después de que el magistrado decidiera levantar el secreto de sumario. En relación a eso se supo que en sus declaraciones los acusados aportaron datos que apuntarían directamente al cabecilla de la organización, como también a un supuesto proveedor y al nexo de éste con la banda.
Uno sería oriundo de Paraguay pero tendría residencia en una localidad del Norte de Misiones y el otro, obereño, que más allá de ser presunto nexo entre vendedores y compradores, habría aportado la mano de obra para camuflar la marihuana entre las bolsas de residuo de yerba mate, que al parecer, adquirieron en secaderos de la localidad de Guaraní.
Sobre la continuidad de la investigación, están siguiendo mediante escuchas telefónicas a varios sospechosos misioneros y no se descarta para los próximos días la concreción de allanamientos a cargo de la Policía Federal.
Cabe recordar que el dueño de una concesionaria de autos de esta ciudad aparece mencionado en el expediente. Se sospecha; en base al análisis de una serie de diálogos y mensajes, además de información reservada; que tuvo algún grado de participación en la organización del envío e incluso habría colaborado con el armado del plan para camuflarla evitando que sea detectada en los controles ruteros.
En ese contexto fue allanada la vivienda que el sospechoso alquila desde hace un tiempo con su pareja, de donde se retiraron documentos ligados a su actividad comercial, entre otros elementos calificados como de interés para la investigación. Resta confirmar si sus vínculos con el mundillo narco local son reales.

El paso a paso de la investigación
La investigación que derivó en la incautación comenzó el 16 de mayo, en Bell Ville, Córdoba. Fueron intervenidos teléfonos celulares y en el análisis de las escuchas dedujeron que se preparaba el traslado de la marihuana desde Misiones.
El 4 de septiembre el camión partió vacío desde Villaguay (Entre Ríos) hacia su punto de carga, un galpón situado en el Kilómetro Cero de Oberá, alquilado exclusivamente para tal fin.
Por lo que se sabe hasta ahora, el transporte estuvo una semana en esta ciudad. En ese tiempo se produjo una discusión por el pago de la droga pero cada uno de los integrantes hizo lo suyo para concretar el traslado.
La mano de obra habría sido conseguida en Guaraní, con gente cercana a uno de los sospechosos investigados. De un secadero de la misma localidad consiguieron palos de yerba y de otro el desecho con el que cargaron las bolsas de arpillera. En ese galpón situado cerca de la ruta provincial 103 cargaron todo.
El camión Iveco salió cargado el domingo 17, entre las 10 y 11. Tuvo varias paradas obligadas por el camino y el paso Centinela, que delimita Misiones con Corrientes, fue cruzado entre las 16 y las 17.
El lunes 18, sobre la ruta 127, fue detenido.
Artículo visitado 437 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top