Ante la presión desde el sector turístico por la incertidumbre de saber para cuando Oberá contara con las Termas, desde el Consorcio decidieron agilizar los pasos con el objetivo de tener el parque en funcionamiento en las próximas semanas. Esto sería para paliar la situación, no así la solución definitiva.

 

Con la intención de tener termas cuanto antes, el consorcio que comanda las Termas de la Selva, consiguió que reparen el motor que se había quemado en octubre del año pasado. Los técnicos ya hicieron las primeras pruebas del motor y estaría en condiciones de operar.

Ahora aguardan por los repuestos para la bomba que estaría llegando mañana o pasado. También revisaran el cableado para determinar que esté en condiciones para reutilizarlo.

Si todo marcha como lo tienen previsto y las condiciones climáticas lo permiten para la semana que viene estarían bajando la bomba y en las próximas semanas el parque termal volvería a funcionar.

No obstante esto sería una solución momentánea, no la definitiva, mientras siguen las gestiones con la provincia para adquirir el subsidio y comprar una nueva bomba acorde a las características peculiares que tiene el pozo del parque, rondaría entre todo los insumos 500 mil pesos.

Artículo visitado 451 veces, 1 visitas hoy

www.netobera.com.ar


20 comentarios en “Termas de la Selva volvería a funcionar en las próximas semanas

  1. Alberto Diaz

    Ante la presión desde el sector turístico por la incertidumbre de saber para cuando Oberá contara con las Termas,

    Mas que presión, el sector este que lucra con eso, deberia, poner los 500.000 pesos.
    No entiendo porque todos tenemos que pagar algo, que lucran unos pocos.

    Responder
    1. Cecilia Recalde

      Los sectores que «lucran con eso» ????
      Alberto a que te dedicas?
      Los sectores que nos dedicamos al turismo, sea hotel, gastronomía, etc….invertimos en eso porque se hacen obras de turismo para que la gente invierta….y lo que ganamos con el turismo lo vertimos nuevamente en la economía local en comercios de Obera ademas de pagar impuestos.
      Los turistas que vienen a las termas también gastan en los comercios locales…Así funciona el turismo.
      a que te dedicas que no te va a beneficiar un inversión en turismo!!

      Responder
      1. Alberto Diaz

        Me dedico a la industria verdadera, donde no hay termas que te salven, salis a laburar y a poner la guita, para poder llevar adelante negocios, si algo se rompe lo arreglamos, con plata nuestra, no con guita del estado.
        Nada de los gastronomicos, ni de los hoteles, afecta al comercio local, ya que los pasajeros vienen en cantidades que no mueve la aguja de ningun comercio.
        No estoy en contra de que pongas un hotel o un restaurante, lo que si me tiene cansado es a las termas la arreglemos entre todos, las termas no me da nada, solo gastos de mis impuestos, ha dado solo perdidas, salvo para Tio Tito y su esposa.
        Queres unas termas? Propuse una y otra vez, que se las den a la camara de turismo, en alquiler, con un año de gracia, haganse cargo ustedes del mantenimiento, personal, etc, etc, a partir de un año, recien empeza a pagar el alquiler, hasta entonces solo paga los impuestos, hagan eso y en un año hablamos.
        Con respecto a los impuestos que pagan, la mayoria son monotributistas de ingreso minimo, asi no es tanto lo que pagan.
        Lo vierten a la economia local? sabemos que no todo lo facturan, y efectivo lo cambian a dolares o reales, para comercializarlo despues.

        Responder
        1. Cecilia Recalde

          Cuantas palabras y no decis nada…..
          Veo que todo lo que planteas siempre es negativo, lamento que , las buenas ideas no lo plasmes en positivo….
          No se que es tu industria verdadera, por favor iluminame, por ahí varios podemos seguir tu camino…
          Todo el comercio del turismo se vuelca a la economía local porque lo que se consume se compra en Oberá, los servicios que ocupamos son de Oberá, los puntos turísticos no se hacen de un dia a otro….
          Si, quiero termas, Carreras de Tc 2000, Fiesta del inmigrante, y toda obra que signifique que vengan mas personas a conocer o radicarse en Oberá ….
          Pero ya se tu respuesta…..todo eso no sirve….mejor que el gobierno ocupe esa plata en hacerte un empedrado, cloacas, te baje la luz y el agua frente a un terreno que pagaste 2 pesos por estar alejado y sin servicios y que pagas $ 0,50 de impuestos….
          Lo que alquilas tenes que facturas porque sino el turista no vuelve, por lo tanto tenes que pagar los tx, y lo que ganamos lo reinvertimos en los emprendimientos, nada mas alejado lo que decis…..

          Responder
          1. Alberto Diaz

            Te ilumino, me dedico a la fabricacion de envases flexibles y a la metalurgia.
            Queres termas , TC, Fiesta del Inmigrante, ningun problema, dame los balances, de estos grandes emprendimientos, ninguno sobrevive sin la plata de l estado, para las termas los 500.000 pesos, que sale el arreglo, no sale de su caja, fijate cuanta plata se pone para el TC, y hace poco le dieron 800.000 pesos a la fiesta del inmigrante, no sale de ningun negocio del turismo, sale de nuestrtos bolsillos.
            Con respecto a donde vivo, si pague dos pesos, es porque me lo vendieron a ese precio, pago los impuestos municipales, como los que estan a 2 cuadras y tienen empedrado , cloacas, servicio de recoleccion todos los dias, etc, etc, yo no lo tengo, pero pago igual, la energia electrica la pago como vos, es mas pago como industria, no pago 0.50 de impuesto, no pago como monotributista como ustedes, soy responsable inscripto. Con respecto a que lo que alquilas lo facturas, varios amigos de otros lares me han venido a visitar, alquilaron cabañas y nada de facturas.
            No estoy en contra del turismo, lo que estoy en contra es que se utilize la plata de todos, para que ustedes hagan su negocio, hacete cargo de las termas, de todo su mantenimiento, empleados, demostrame que es lucrativo, sin pedir plata al gobierno. Y despues veni a juzgarme.

          2. Cecilia Recalde

            Alberto Díaz o M B o como te llames, el único que empezó a prejuzgar o sacar conclusiones apresuradas por un tema que desconoce sos vos….El turismo no es 2+2 =4, sin el estado no crece, te invito a leer sobre el tema para que puedas entender mejor

      2. Alberto Diaz

        Cecilia Recalde
        1 Agosto, 2017 at 12:30 pm
        Alberto Díaz o M B o como te llames, el único que empezó a prejuzgar o sacar conclusiones apresuradas por un tema que desconoce sos vos….El turismo no es 2+2 =4, sin el estado no crece, te invito a leer sobre el tema para que puedas entender mejor,

        Con esto confirma lo que dije, 2 + 2 es 4 siempre que se hable de plata.
        El turismo es un subsidio mas, vendria a ser el plan turismo, despues reniengan de la gente que tiene planes.
        Con respecto a leer sobre el tema, que autor me invitarias a leer? algun empresario o funcionario que se dedica al turismo?

        Responder
  2. Alcides G.

    La verdad que en pleno siglo 21, no entiendo que ciertas personas, aparentemente informadas, objeten al turismo y lo que trae en consecuencia…Estimado Alberto, yo no me dedico » especificamente al turismo», pero todos nos beneficiamos: hoteleros, restaurantes, estaciones de servicio, artíclos regionales, tiendas, supermercados…en todos ellos son dueños o trabajan vecinos nuestros, que después o reinvierten o gastan su sueldo ( si son empleados) en Oberá….Se puede discutir lo que impacta el turismo?’ seamos serios, por favor .

    Responder
    1. Alberto Diaz

      Si es tan lucrativo, porque necesitan del subsidio del estado, que los empresarios del turismo, se hagan cargo de las termas, ya lo propuse en un comentario anterior. Por mi calle no se puede transitar, con 500.000 ya lo hubieran empedrado por lo menos, y asi con cada arreglo de la bomba

      Responder
  3. Nico

    Obera es bella por donde se la mire. Pero tiene la soberbia de creerse la mejor y nada más lejos. Empecemos a ser humildes y no arrogantes y asi tendremos el lugar que merecemos. Los turistas, agradecidos.

    Responder
  4. Soaler

    Según el Ministerio de Turismo provincial y la Dirección de Turismo municipal, la temporada de invierno en Oberá tuvo el mismo movimiento y hospedajes que cuando funcionaba el parque termal, es decir, con o sin termas, la ciudad registra entre 40 y 50 % de turistas, la mayoría parientes o amigos de los lugareños que vienen a pasar unos días, o viajeros que están de paso hacia el principal atractivo de la provincia, el Parque Nacional Iguazú, y hacen escala para pernotar. Mientras el Salto Berrondo y el Jardín de los Pájaros recibieron 5 mil visitas en total y los pernotes registrados alcanzaron 11 mil; Iguazú recibió hasta el sábado 29 más de 175 mil visitantes, superando la cifra histórica de julio de 172 mil visitantes que se había alcanzado en el 2015. La ocupación en alojamientos tuvo en la ciudad de las Cataratas tuvo un promedio que pisó los 90 puntos porcentuales, con picos superiores al 98%.

    En enero, cuando el parque termal estuvo operativo, el porcentaje de turistas fue de 52 % de ocupación hotelera, mientras que en el fin de semana largo de marzo, fue 40 % y 45 % durante semana santa cuando ya no funcionaba la bomba, valores similares al año pasado.

    Por su parte, las Misiones Jesuítico-Guaraníes, con su epicentro en San Ignacio, recibieron a más de 40 mil personas durante el mes del receso invernal. La ocupación hotelera en esa localidad alcanzó un promedio del 78,3%.

    La capital provincial también se destacó con un 68,3% de ocupación en sus plazas. Aristóbulo del Valle alcanzó un 53%; El Soberbio, un 45,1%; y Oberá, que debido a la realización del Super TC 2000 tenía un 100% de reservas durante este fin de semana (aún no computado dentro de las estadísticas), llegó a finales del mes con un promedio del 50%.

    Responder
  5. Marcelo Viana

    Es es increíble que en Oberá todavía se dicutan las ventajas de explotar el turismo. Las autoridades están tan ocupadas en sus negocios económico-políticos personales, que nunca desarrollaron una gestión competente.

    Casi diez años se tardaron en ir desde la idea inicial hasta lograr la perforación del pozo termal, mientras tanto sólo dedicaron esfuerzos a las peleas entre la CELO y la municipalidad por el control de la explotación de algo que debería ser netamente «de los obereños». Al final, después de tanto tiempo, hasta el mismo pozo perforado resultó ser casi un fiasco por su diámetro inferior a lo necesario.

    La inoperancia e incompetencia de la parte política (incluyendo a la dirigencia de la famosa CELO), junto a la falta de verdadera vocación de servicio a la comunidad hacen que hasta hoy las Termas de la Selva no se puedan contar como un éxito turístico ni económico, y solo porque nunca lograron que funcione como debería, para que el turista empiece a tenerlas como una opción verdadera.

    En Entre Ríos, luego de la experiencia de Federación, ha hecho del turismo termal una de las principales fuentes de ingreso económico para muchos de sus pueblos. Pero LO HAN HECHO BIEN, con parques termales que nunca dejan de funcionar, las bombas no se les quema a cada rato, y en todo caso, nunca pasan meses sin funcionamiento por inoperancia de sus responsables. Sus parques termales son agradables, y los turistas siempre vuelven, no sólo cuando están de paso a Brasil o Iguazú.

    El negocio termal tiene todas las posibilidades de convertirse en una fuente genuina de ingresos, sin necesidad de subsidios, pero para eso HAY QUE HACER LAS COSAS BIEN. Los obereños, todos, deberían llenar de reclamos los oídos de cada intendente que no se preocupe sacar adelante de una vez por todas este asunto.

    El turista termal no es precisamente un turista de bajo perfil económico. De por sí el acceso a las termas nunca es exactamente barato, y cada día el turista tiene que volver a pagar su entrada, cada día tiene que almorzar y cenar en el lugar, compra recuerdos y artículos regionales (artesanías, dulces caseros, etc), alquila cabañas, departamentos, casas. Carga combustible para el viaje de regreso, compra en el supermercado o en el almacén carne, carbón, vino, gaseosas, etc, etc, etc.

    Por cada entrada que se venda al parque termal, hay una cantidad significativamente mayor que el turista deja en la ciudad en muchos rubros. Más turistas significan más inversión en obras de infraestructura, como cabañas, departarmentos, hoteles, etc. Cada una de estas opciones en algún momento significan mano de obra necesaria para su construcción, más el trabaja posterior para el mantenimiento regualar que necesitará pintores, plomeros, electricistas, personal atención y de limpieza, etc. Cada pizza que almuerce un turista significa lo mismo para toda la cadena de comercialización necesaria para lograr ofrecer esa pizza en la mesa de un restaurante. Cada artesanía que compre, tiene el mismo impacto multiplicador.

    El turismo contribuye al movimiento económico hasta de ferreterías, talleres de auto, reparaciones de electrodomésticos, mueblerías, gomerías, y de muchas otras actividades que a priori no se ven como directamente relacionadas. El que no lo entiende así, no entiende nada. Es sorprendente lo mucho que lograr otros pueblos con mucho menos que lo que podría ofrecer Oberá como alternativa turísica.

    Iguazú no es el ejemplo contra el que comparar Oberá. Iguazú tiene una joya de la naturaleza de la que vive sin mucho esfuerzo, el lugar representa uno los principales puntos turísticos internacionales de Argentina, aún siendo una ciudad bastante fea y desarreglada. Hay que aprender de Federación o Chajarí, de Villa La Angostura o San Martín de los Andes, de Los Cocos en Córdoba, de Gramado o Canela en Brasil, pueblos que apostaron al turismo y ganaron haciendo el esfuerzo, y sin tener una maravilla natural como las Cataratas del Iguazú.

    La ciudad ya dejó escapar algo tan estratégico y mal aprovechado como lo era el serpentario. Hoy los turistas en Iguazú están pagando buen dinero en entradas para ver semejante colección de bichos que teníamos nosotros. Y después no quejamos de que los turistas por acá pasan de largo. El turismo es una opción económica muy importante, pero que no se logra sin el trabajo conjunto entre el sector público (político) y el privado, indefectiblemente.

    La ciudad debe aumentar su oferta turísitica, no se trata sólo de la Fiesta del Inmigrante, ni del TC 2000, no del Jardín de los Pájaros, se trata de todo eso junto y mucho más. Lamentablemente, hasta que no tengamos intendentes y dirigentes responsables y comprometidos, va a seguir siendo un camino difícil y hasta incomprendido por los que ignoran los beneficios multiplicadores de esa actividad tan bien explotada en otros lugares.

    Oberá supo brillar en medio del monte misionero, y aún tiene mucho más para dar. Falta el compromiso político verdadero, es hora de que los obereños de la política se acuerden pelear por algo más que poder y benefecios personales.

    Responder
    1. Soaler

      En Entre Ríos el agua termal es surgente; perforan y brota el agua; no tiene que bombearla de las profundidades (lo que elimina uno de los principales problemas y gastos adicionales que tenemos acá).
      Lo del serpentario, si mal no recuerdo, es otra de las cosas que se le puede atribuir a la desidia de Tito.

      Responder
      1. Alberto Diaz

        Muy bien, esto es lo que no quieren entender, no es que estemos en contra del turismo, pero si contra los gastos innecesarios… pero bueno » no hay peor ciego que el que no quiere ver» Por ejemplo, hacer un parque acuatico, con grandes atractivos, pero con inversion privada y del estado, mitad y mitad, no todo el estado. Todas las ciudades que nombraron, primero arreglaron sus calles, sus cloacas, y despues invirtieron en turismo.

        Responder
        1. Marcelo Viana

          Cuando el estado de no termina de hacer lo mínimo, entonces la inversión privada no se puede dar, porque nadie va a invertir su capital en un espejismo. Pasaron como diez meses de desidia de por medio!! Eso es culpa únicamente de la Municipalidad, que actuando de esta manera realmente esta dilapidando fondos públicos. Tito ya pasó, ahora hay otra gente, y todo está igual… Las reparaciones de la bomba deberían hacerse con fondos genuinos de la termas, pero si siguen actuando con este nivel de irresponsabilidad, qué turista puede llegar a venir a dejar su plata para eso?? Ninguno. Qué empresario va a poner su capital para un parque acuático?? Ninguno.

          Responder
      2. Marcelo Viana

        En Entre Ríos también bombean el agua pero supongamos que no, y si en Oberá hay que usar bombas, entonces habrá que usarlas, eso no sería el punto. No podemos podemos siquiera discutir la idea de las «Termas de la Selva» si pasan casi un año sin funcionar por inoperancia total de los responsables, eso sí que es tirar la plata de la gente!! A qué turista se le puede ocurrir venir acá? Qué empresa de turismo las pueden tener como una opción? Quién va a invertir su capital en infraestructura? Si no se hace lo mínimo, entonces el emprendimiento fracasa, no se hace rentable por sí mismo y termina siendo solo una mentira. Si no hay bomba no hay termas, sin termas no hay turistas, sin turistas las termas no son una opción. Si la bomba se rompe, bueno habrá que arreglarla, pero no pueden pasar casi un año para eso, por favor!
        Cuando las Termas de la Selva sean una verdadera realidad, entonces todas las veces que se rompa la bomba se podrá arreglar con fondos propios inclusive.

        Responder
  6. Alcides G.

    Veo que el amigo Alberto sigue renegando del turismo, y «compró» la falsa información de la Dirección de Turismo de que hubo igual gente este año que la anterior…hagan memoria, salvo el finde del TC 2000…alguien vió turistas a gran escala?
    y estamos comparando con el año 2016…que fué un pésimo año en todos los sentidos, económicos, turísticos…
    Por favor, seamos serios, si al empedrado y a las cloacas, pero si a genera ingresos, no se come asfalto

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top