La madrugada de este sábado ante una nueva inundación y en medio de la desesperación las familias decidieron ocupar unas viviendas. La policía los desalojó del lugar y ahora están alojados en un comedor del barrio 100 hectáreas.  Desde la CTA Autónoma reclaman una inmediata solución a la problemática habitacional, ocupacional y alimenticia de estas familias y repudia que la respuesta del gobierno sea la represión de la policía.

Unas 50 familias afectadas por las inundaciones, producto de las intensas lluvias y la inexistente política habitacional del gobierno, siguen esperando    respuestas a la situación en la que se encuentran. Ni el gobierno provincial ni el municipal se ocupó de resolver la problemática.

“Son parte de las 50 familias que ya hace 20 días tuvieron que salir de sus casas, que incluso ya fueron a reclamar frente a la casa del intendente quien prometió y mando a funcionarios de la municipalidad, para ver discutir una solución.”, remarcó Jorge KoKi Duarte secretario General de la CTA Autónoma de Misiones.

“La lluvia de más de 5 horas  inundó otra vez las casas de los barrios más humildes en Oberá y provocó la desesperación de los inundados que definieron tomar casas de un barrio cercano a la toma de tierras.    La inundación tiene un raro efecto últimamente provoca sed de tierra en los más necesitados y negación del problema en los gobernantes. El municipio no tiene ninguna respuesta por ahora”, destacó Leandro Sánchez referente de la CTA Autónoma de Misiones.

Son familias pobres corridas por la crisis del agro que están buscando un lugar para vivir ellos y sus hijos, es urgente que se encuentren soluciones para estas familias y que haya un plan de construcción de viviendas, ocupación de mano de obras y provisión de alimentos”, agregó Víctor Rosenfeld secretario Adjunto de la Central.

Artículo visitado 249 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top