Assorted fruit on white background

Para afrontar los cambios bruscos de temperatura propios del otoño es necesario mantener nuestro sistema inmune en óptimo estado. Una buena alimentación, con aportes de vitaminas y minerales, fortalece las defensas naturales del organismo y nos mantiene preparados para los primeros fríos del año.

Como explica la Lic. Mercedes Setti, del Departamento de Alimentación y Dietética del Hospital de Clínicas, el cambio de temperatura suele afectar a las personas porque el sistema inmune pierde esas vitaminas. “Lo que sucede es que cambia nuestra alimentación. En el verano consumimos más vegetales frescos y frutas en cantidad. Cuando llega el frio, cambiamos a comidas como guisos de arroz o fideos, entonces esos nutrientes que había en los cítricos o en los vegetales crudos, disminuyen”, comenta la especialista.

“El sistema inmune es muy complejo, hay que reforzarlo por cantidades equilibradas.  Se trata de incorporar la dosis adecuada de nutrientes y sostenerla. Esto no significa que comiendo más cantidad de frutas o verduras crudas vamos a tener más defensas, sino que vamos a fortalecer el sistema de forma integral. Antes de  ingerir por cuenta propia suplementos vitamínicos hay que consultar a un nutricionista, quien evaluará y propondrá un plan de alimentación que fortalezca y mantenga sano el organismo”, puntualiza.

Algunos consejos prácticos para mantener las defensas altas:

-Incorporar colores a la dieta. Es importante la variedad en el consumo de frutas, verduras y cereales.

-En lo posible, no exprimir las naranjas, sino comer directamente la fruta.
La vitamina C es muy volátil y se oxida rápidamente, por lo que al sacarle el jugo podemos perder cantidad.

-Cocinar y consumir vegetales al vapor, para guardar los nutrientes.

-Incluir vegetales a las cocciones de guisos o salsas, variando y probando combinaciones nuevas.

-Al cocinar, tener cuidado de no hervir de más algunos vegetales, como el zapallo o la zanahoria, porque las propiedades que buscamos conservar se pierden en el agua.

De acuerdo con las Guías Alimentarias para la Población Argentina, se recomienda consumir 5 porciones al día de frutas y verduras, combinadas entre todas las comidas.
Además, es recomendable incorporar medio plato de vegetales a cada comida.


Artículo visitado 190 veces, 1 visitas hoy

Comunicación Institucional del Hospital de Clínicas


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top