Una vecina de Villa Blanquita solicita a la comuna que se retiren unas piedras gigantes ubicadas frente a su domicilio y que constituyen un peligro para los niños del barrio que se reúnen en las inmediaciones, juegan alrededor e incluso se suben sobre ellas. 

Graciela Bufleden ya realizó numerosas gestiones y asiste periódicamente a la Municipalidad para solicitar ayuda.
“Hace cinco años que estoy pidiendo por favor que vengan y tomen una determinación. El tema es que las piedras son peligrosas porque los niños del barrio se juntan a jugar ahí y yo no puedo estar todo el tiempo diciéndoles que salgan, algún día va a ocurrir un accidente grave y será tarde para lamentar”, expresó la mujer a PRIMERA EDICIÓN.
La vivienda está ubicada sobre calle Carlos Domínguez. La irregular arteria, por estar en una zona de pronunciado desnivel y terreno rocoso, al abrirse dejó expuestas las piedras de gran tamaño que nunca fueron sacadas.
“Desde octubre estoy pidiendo a esta gestión, me prometieron que iban a hacer algo, pero hasta el momento no pasó nada. Además del peligro de que caigan los chicos que juegan saltando entre las piedras, es peligroso por los bichos que juntan. Días pasados había una víbora entre las piedras, y de esa manera no puedo estar tranquila” comentó.
Para extraer las mismas es necesaria alguna maquinaria afín. “Vino un funcionario de la Secretaría de Obras Públicas, miró todo el lugar y me dijo que mandaría a un empleado con una de las máquinas para sacar, pero nunca más apareció ni mandó a nadie”.

Artículo visitado 196 veces, 1 visitas hoy

Primera Edición


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top