A pocas horas de ingresar en delicado estado de salud con un disparo de arma de fuego en la cabeza, y pese a los esfuerzos de los médicos del hospital Samic de Oberá por salvarle la vida, cerca de las 22.30 del domingo se conoció la noticia de la muerte del comisario de la Policía provincial Guillermo Debenito.
Según trascendió por voceros policiales consultados por este medio, durante la tarde del domingo el uniformado se efectuó un disparo con su propia arma reglamentaria, aparentemente, luego de una discusión que mantuvo con una mujer a quien había ido a visitar en la localidad de Los Helechos.
Debenito se desempeñaba como jefe de la comisaría de Cerro Azul, lugar al que había llegado hacía pocos meses, luego de ser trasladado por disposición de la Jefatura de Policía a modo de castigo al quedar involucrado en el hurto de varios plantines de orquídeas de la casa de Victorino Kuhl en Leandro N. Alem.
Las mismas fuentes consultadas señalaron que el testimonio de vecinos y de la mujer a la que fue a visitar el efectivo antes del lamentable desenlace fueron claves para despejar dudas en torno a las circunstancias del hecho.
Luego de las diligencias de rigor el cuerpo fue entregado a la familia del uniformado, quien era oriundo y tenía a su familia en Oberá. En esta misma localidad, y en una ceremonia que se duró hasta la tarde de ayer, se realizó el velatorio e inhumación de los restos en el cementerio local.

Artículo visitado 1.114 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top