15181216_768424149962793_7908869813573563459_nJorge “Koki” Duarte, síndico de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (CELO), afirmó que hay muchas posibilidades de que el sector de venta de gas en garrafa de la entidad pase a ser administrado por otra cooperativa, MISCOOPGAS. El tema será tratado en la próxima asamblea general de delegados el 30 de noviembre, fecha en la que también se tratará la Memoria y Balance que arrojó más de 300 millones de pesos de déficit. Además, mencionó que progresa la idea de que el Parque Termal sea manejado por la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza (FATLyF).

En diálogo con Misionescuatro Duarte señaló que en la tarde de ayer lunes, se reunieron integrantes del Consejo de Administración de la CELO, él (en su carácter de Síndico) y representantes del gremio de empleados de comercio, al cual pertenecen los cinco trabajadores del sector CELO-GAS. Remarcando que es un área que da pérdida, se llegó a un principio de acuerdo por el que la venta de gas en garrafa pasaría a manos de la Cooperativa de Cooperativas de Gas, Servicios Públicos y Vivienda de Misiones (MISCOOPGAS), cuyo actual presidente es Luis Alberto Schoninger. La CELO seguirá pagando los salarios de los cinco trabajadores del sector. La propuesta será puesta a consideración de los delegados en la Asamblea General que se hará el miércoles 30 de noviembre.

En esa asamblea general de delegados se tratará la Memoria y Balance de la CELO, que, tal como adelantó en su momento Misionescuatro, supera los 300 millones de pesos. Un rojo carmesí que progresa mes a mes.

Duarte habló también de una idea que no será tratada en la próxima asamblea pero que va tomando cuerpo en el seno del Consejo de Administración: la posibilidad de que el Parque Termal sea regenteado por la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza (FATLyF). Hasta acá las termas son coadministradas por la municipalidad de Oberá y la CELO y han sido el gran bluff de la zona. Presentada como “el inicio del despegue del turismo en la zona centro”, la realidad es que ha sido deficitaria. Pésimamente manejada por Nori Eichelt (actual esposa de Ewaldo Rindfleisch y, al igual que su esposo, ahora funcionaria provincial apañada por Passalacqua), las termas le han salido mucho dinero al estado municipal y le siguen saliendo porque se hizo cargo de los salarios de las catorce personas que allí trabajan. La CELO, en el último año, dejó de aportar dinero al consorcio. Como evitar recordar que Oberá está en emergencia hídrica desde hace siete años, observándose el absurdo de que miles de obereños no tienen agua potable al tiempo que una o dos decenas tienen agua termal (y en cada cambio de agua de las tres piletas el líquido se tira al monte por falta de lo necesario para poder reutilizarla).

Walter Anestiades para www.misionescuatro.com

 

 

Artículo visitado 306 veces, 1 visitas hoy

Misiones Cuatro


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top