Cada nueva exploración de las aguas del océano Pacífico nos reserva nuevas sorpresas que habrán de influir en el clima de los próximos meses. Descartado ya un fenómeno de La Niña fuerte, lo que nos llevó a rechazar cualquier posibilidad de sequía, las últimas investigaciones oceanográficas plantean una situación más orientada a la neutralidad (neutralidad fría la denominan, para indicar que el enfriamiento superficial del océano Pacífico no alcanzará a configurar una Niña).
Este estado de casi-Niña alcanzará a generar breves períodos (de una semana o poco más) durante la cual se sumarán altas temperaturas y ausencia de lluvias, que pueden provocar algunos problemas en regiones donde no llegue la influencia húmeda del Atlántico, como en Chile, Bolivia, el Chaco paraguayo, el Noroeste argentino, el oeste del Chaco, Cuyo y el oeste de la región pampeana.

Tormentas de verano en primavera
En Misiones la neutralidad fría provocará lluvias irregulares durante la primavera, muy variadas según zonas, acompañadas de breves pero severas tormentas, con riesgo de granizo, chaparrones torrenciales y fuertes vientos. Estas tormentas de verano en plena primavera serán provocadas por breves incursiones de aire polar que generarán fuertes altibajos de temperaturas y hasta algunas heladas tardías. Las incursiones polares recién irán finalizando en noviembre y serán reemplazadas por olas de calor intenso (de insolaciones temibles para las plantas) que anticiparán la llegada de un verano muy caluroso. Estas tendencias a los extremos en el clima primaveral no pueden ser atribuibles sólo a la acción de una influencia oceánica, aunque sea de ambos océanos combinados, sino que son consecuencias de la gradual profundización del cambio climático en su aspecto más negativo: el calentamiento global.
Una prueba de esta tendencia son las tormentas tropicales que extienden su área de afectación a zonas subtropicales de latitudes cada vez más altas. Mal llamadas ciclones extratropicales, la primera fue en Santa Catarina en 2004, la segunda en Punta del Este en agosto de 2014 y la más reciente, que finalizó ayer, en las costas bonaerenses.

Sábado caluroso, domingo inestable
A medida que se disuelve en el Atlántico Sur, la tormenta tropical ha dejado un frente al Norte de Misiones. Muy debilitado al perder el sistema de baja presión que lo controlaba, el frente ha quedado librado a la acción de los vientos que habrán de rotar al Este y al NE desde hoy, poniendo fin al descenso térmico en Misiones y comenzando una rápida recuperación de las temperaturas que habrán de tornarse calurosas para mañana con 32º de máxima en zona Sur, 30º en el Centro y 32º en el Norte.
Pero las brisas moderadas del NE bastarán para hacer regresar al frente que transitará la provincia de Norte a Sur a partir de mañana a la medianoche, generando lluvias, de 2 a 6 milímetros, repartidas entre la mañana y la noche del domingo. El paso del frente provocará además fuertes descargas eléctricas, pero no se esperan otros fenómenos severos como ráfagas o granizo. Mejora el lunes cuando sólo quedarán lloviznas en el Norte.
El viento Sur será moderado esta vez. Las temperaturas mínimas no bajarán de 12 ó 13º entre el martes y el miércoles, y las temperaturas máximas se mantendrán entre 24 y 26º entre el lunes y el martes, para luego volver a aumentar a 30 y 31º para el jueves y el viernes próximos. Pero el pronóstico en detalle de la semana venidera será motivo de nuestra columna de los lunes.

Por Alfredo Yaquinandi

Artículo visitado 155 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Interés general Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top