El destino le ofreció un nuevo camino. Otro rumbo. Una esperanza en otro país. Pero así como le ofreció una nueva oportunidad, también la ubicó en el lugar y en el momento menos indicado, justo en el medio de un perverso crimen planificado entre rejas.
La modelo y técnica en Gestión Ambiental obereña Joanna Birriel (24) falleció el lunes durante una sangrienta revuelta suscitada en el interior de la Granja Penal de Pavón, una de las cárceles de máxima seguridad de Guatemala, donde la víctima había asistido para visitar a uno de los reos más famosas del país: Byron Lima Oliva, apodado como el “Rey de las Cárceles”.
Junto a la misionera y a Byron Lima, también murieron otras once personas, la gran mayoría reclusos de máxima peligrosidad que purgaban sus penas en la mencionada cárcel ubicada en las afueras del pueblo de Fraijanes, a pocos kilómetros de la capital guatemalteca.
De acuerdo a las primeras informaciones vertidas por periódicos de ese país, el ataque se produjo el lunes a las 8.40 de la mañana (5.40 en horario argentino) y el principal apuntado de todo era Byron Lima, un ex capitán militar de Guatemala que cumplía una condena de 20 años de prisión por el homicidio del obispo Juan José Gerardi en 1998. Pero además estaba acusado de ser el cabecilla de una organización criminal que tomó el control en todas las cárceles del país.
El ataque comenzó primero con el lanzamiento de una granada contra la guardia de Byron Lima, quien luego fue rematado de dos disparos en la cabeza. En medio de ese violento episodio se habría producido también la muerte de Birriel, aunque hasta el momento las autoridades judiciales de ese país no han reportado mayores precisiones en cuanto a la causa de muerte.
Según indicaron los medios locales, Birriel visitaba al menos una vez al mes a Byron Lima, ya que la joven prestaba servicios para una empresa de parques biosaludables que el famoso prisionero llevaba adelante.
La noticia de su muerte, que trascendió ayer luego de que el Gobierno guatemalceco confirmara la identidad de las víctimas fallecidas en el penal, replicó en todo el país y la situación enlutó a todo Oberá, de donde era oriunda.
Birriel era muy conocida en la ciudad de los inmigrantes, donde formaba parte del ballet árabe y en donde se graduó como Técnico Superior en Gestión Ambiental en el instituto Hernando Arias de Saavedra, además de modelar para varias marcas de renombre.
Según indicaron fuentes que conocían a la víctima, junto a su novio -también de Misiones-, Birriel viajó por primera vez a Guatemala en 2011, donde inició una próspera carrera como modelo de catálogos y también ejercía sus conocimientos como gestora ambiental. De esa forma, había realizado contactos profesionales que pronto la ubicaron en la escena laboral de ese país.
En 2015 regresó a su provincia natal y a principios de este año decidió volver a viajar hacia Guatemala en búsqueda de nuevos horizontes profesionales.
En su regreso, se volvió a contactar con los vínculos laborales que había forjado y así fue como terminó trabajando para la empresa que presuntamente manejaba Byron Lima y su familia, razón por la cual debía visitarlo en la peligrosa cárcel de Pavón.
Anoche, la embajada argentina en Guatemala trabajaba para repatriar el cuerpo, en tanto que fuentes consultadas señalaban que la madre de Birriel habría emprendido viaje a Buenos Aires para interiorizarse y llevar adelante los trámites correspondientes.
Una innumerable cantidad de jóvenes conocidos, amigos y familiares manifestaron en las redes sociales sus condolencias y sus sentimientos de dolor ante la sorpresiva pérdida.

“Joanna confió en la persona incorrecta”

“Entabló una buena relación con Byron, quien se ofreció a ayudarla para que pudiera desarrollarse laboralmente en ese país. Joanna confió en la persona incorrecta”, señaló un amigo de la víctima en diálogo con un medio porteño.
“Ella decía que Byron fue una de las únicas personas que le tendió una mano y que la ayudó cuando lo necesitaba y que nunca tuvo otras intenciones con ella y que era muy respetuoso”, añadió.
Medios guatemaltecos consignaron que la joven visitaba la cárcel al menos una vez al mes, aunque el amigo de la fallecida contradijo esa versión indicando que era una de las primeras veces que iba. “En mas de una ocasión le dije que no fuera a esa cárcel, y el día anterior se lo volví a advertir”, se lamentó.

El ataque, una granada y una ráfaga de disparos
GUATEMALA (medios digitales). Las primeras hipótesis en torno al sangriento ataque perpetrado contra Bryon Lima Oliva, producto del cual también falleció la modelo misionera, refieren a que fue autoría de Marvin Montiel “El Taquero” Marín, otro poderoso reo que desde enero está condenado a 820 años de prisión por la muerte de 15 nicaragüenses y un holandés, en un caso vinculado al tráfico de drogas.
Justamente, se estima que el ataque no fue resultado de una riña cualquiera, sino que se trató de una “cuestión de estado” dentro del penal.
Según consigna El Periódico de Guatemala, Byron Lima había prohibido la venta de drogas dentro de la cárcel de Pavón y eso originó el enfrentamiento, dado que Montiel Marín era el principal comercializador de estupefacientes y crack en el lugar.
Además de Bryon Lima y Birriel, hubo once muertos más, de los cuales cuatro fueron decapitados y uno calcinado.
Las autoridades reportaron que el ataque provocó más de 40 heridos y habría al menos 25 reclusos implicados en el hecho, a quienes les secuestraron tres armas de fuego de distintos calibres.
Ayer, la Policía mantenía una guarda perimetral en el lugar, aunque por el momento descartaban la realización de una requisa, dado que el poder aún lo seguían manteniendo los reclusos, quienes ingresaron a la acondicionada celda que habitaba Byron Lima para apoderarse de todas sus pertenencias.

La historia de Byron
El ex capitán del Ejército, Byron Lima Oliva, fue capturado el 20 de enero del 2000, sindicado de ser uno de los responsables de la muerte de monseñor Juan José Gerardi, hecho ocurrido el 26 de abril de 1998.
En prisión, el capitán contó con una innumerable cantidad de privilegios, como por ejemplo, festejar sus cumpleaños con invitados. Además, con una maquila de su propiedad, dentro de la cárcel, se encargó de confeccionar artículos utilizados en la campaña proselitista del Partido Patriota, en el 2011.
En septiembre de 2014, la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) le inició otro proceso penal a Byron, acusado de liderar una estructura que cobraba miles de dólares o quetzales a los reclusos a cambio de traslados.
Iván Velázquez, jefe de la Cicig, declaró ayer que “me parece que es un hecho muy grave que tiene que ser investigado. La muerte de Lima no afecta a las investigaciones, solamente se procederá con la extinción de la acción penal contra él y las indagaciones continuarán contra el resto de los implicados”.
El Rey de las Cárceles estuvo vinculado y siempre se mostró cerca de varios personajes guatemaltecos de influencia, entre ellos el actual presidente Jimmy Morlaes, el ex mandatario Otto Pérez Molina, el alcalde Álvaro Arzú, a quien custodió desde el Estado Mayor Presidencial, Ricardo Méndez, de la Fundación contra el Terrorismo.

Artículo visitado 552 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top