OBERÁ. Vecinos del barrio Villa Stemberg volvieron a reclamar por el puente de la calle Polonia, pero esta vez porque ya se han quedado sin servicio de colectivos.

En abril de este año, el intendente Carlos Fernández hizo el compromiso de reparar el viejo viaducto que permite el paso del servicio urbano de pasajeros para los vecinos del barrio Villa Stemberg en la parte baja, ya que solo una línea pasa por allí, y dado su mal estado, había peligro de derrumbe, incluso parte de uno los muros se desprendió. El municipio hizo un trabajo de relleno y contención pero las rajaduras están a la vista. Este puente además, según denunciaron los vecinos, hace de embudo por sus reducidas dimensiones y altura, haciendo que en días de muchas lluvias, los inunde.

Una vecina de calle Yaguareté indicó a INFOBER que desde el martes pasado, el colectivo dejó de pasar por esa calle y desvía directamente por calle Chaco, dejando a todo el barrio sin servicio…”los chicos deben caminar 6 o 7 cuadras ahora para tomar el colectivo, y la gente que trabaja en el hospital y entra temprano, tiene que ir hasta la Chaco donde ni paradas hay”. La razón del desvío es que, temprano el colectivo pasa muy cargado de pasajeros y pesado, y el puente podría colapsar.

Por su parte, desde el municipio indicaron que tienen proyectos de construir un puente más alto, acorde al volumen de agua del arroyo, pero no hay fechas para el mismo. Mientras tanto, esta semana el ejecutivo deberá responder al Concejo Deliberante por qué coloca 11 millones de pesos en un plazo fijo habiendo tantas necesidades de obras en la ciudad.

Artículo visitado 170 veces, 1 visitas hoy

Infóber


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top