WhatsApp-Image-20160622Cuando se vio rodeado saltó por el fondo de la casa donde se había refugiado, cruzó un par de propiedades ajenas y creyó que podría salirse con la suya; pero lo vio un vecino y lo echó a los gritos, lo que alertó a los policías que le venían siguiendo los pasos.
El sujeto ganó la calle y corrió unas cuadras, amparado por la vegetación de la zona que conoce tan bien, aunque finalmente fue atrapado y ahora deberá responder ante la Justicia por las acusaciones en su contra.
El profesor de música y ex delegado gremial docente Sergio G. (42) fue detenido ayer por personal policial tras una orden del juez Ricardo Balor, titular del Juzgado de Instrucción Seis de Posadas.
Si bien el expediente se tramita con sumo hermetismo bajo secreto de sumario, trascendió que el magistrado habría ordenado el cambio de carátula de la causa a “corrupción y abuso” de menores, delito que implica una pena mucho mayor a la “tentativa” por la que fue imputado en un primer momento.
Para ello habría sido clave la difusión de fotografías donde se observa al acusado manteniendo relaciones sexuales con varios menores de edad. Se trata de imágenes aberrantes que constituirían una prueba contundente contra el presunto pedófilo.
En este sentido, como publicó El Territorio días atrás, ante la repercusión del caso, el imputado dejó la ciudad de Posadas, donde residía desde hace varios años, para alojarse en la casa de una hermana que ostenta un alto cargo en el organigrama del Nivel Inicial del Consejo General de Educación (CGE).
Precisamente, en dicha propiedad del barrio Villa Blanquita fue sorprendido ayer por la Policía. Al momento de su detención, el docente llevaba un pequeño bolso con 22 mil pesos en efectivo, lo que hace suponer que tenía intenciones de darse a la fuga.
En tanto, fuentes de la investigación mencionaron que la orden de detención fue recepcionada el martes. Fue así que se tendió un operativo encubierto en la zona citada a la espera de algún movimiento del sujeto.
“La verdad que estoy aliviada porque esta persona es peligrosa y no puede estar libre. Sólo tengo palabras de agradecimiento para quienes me apoyaron en estos días donde el caso tomó repercusión. Pero a la vez tengo sentimientos encontrados, porque me da tranquilidad que esté preso, pero eso no opaca mi tristeza por los cientos de niños lastimados”, comentó Marisel, la mujer que radicó la denuncia que disparó la investigación.
Por su parte, desde el Movimiento Pedagógico de Liberación (MPL) indicaron que tendrían pruebas para corroborar que el acusado no es docente y fue desplazado de un cargo en el 2000.

El caso
La denuncia de Marisel fue radicada el 30 de agosto del año pasado. La mujer descubrió que su hijo de 13 años había sido contactado por el sujeto a través de un perfil falso de Facebook, donde se hacía pasar por una chica.
Si bien en una primera etapa no se comprobó el abuso, el profesor de música fue imputado y debió abonar una caución de 120 pesos para lograr la excarcelación.
Las pesquisas continuaron y personal de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas (Saic) logró recuperar material que el sujeto creyó haber eliminado de sus computadoras, pendrives y tarjetas de celulares. Dicho material fue incorporado a la causa y habría sido clave para el cambio de carátula.
En ese contexto, desde el propio entorno del acusado confirmaron en un primer momento que se recluyó en Oberá. “Siempre se escondió acá, siempre tuvo cómplices”, indicaron.
Además, recordaron que ejerció como profesor de música en Nivel Inicial y primaria. Además, fue un activo colaborador en la Iglesia Católica, donde trabajó con grupos de jóvenes.
“Siempre se volcó a estar cerca de los menores. Incluso, en el verano estaba al frente de la pileta del gremio en Posadas. También tuvo un transporte escolar y una época puso un ciber”, detallaron.
El acusado participaba activamente de las actividades culturales para niños que organizaba el gremio docente.
Tal como publicó este diario, el imputado es hermano de la supervisora de Región N° 2 “A” de Nivel Inicial con jurisdicción sobre jardines de Oberá y localidades vecinas; además fue un activo delegado del sindicato docente mayoritario de la provincia, a pesar de que actualmente no ostente un cargo formal, por razones obvias.
En paralelo a sus contactos sindicales, durante varios años habría dispuesto de cierta cobertura de un cuñado retirado de la Policía con el cargo de comisario mayor.

Artículo visitado 673 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top