IMG-20160416-WA0010En la noche de este viernes, una familia de productores fue asaltada y maniatada en el lote 76, entre Oberá y Campo Viera, cuando al menos cinco delincuentes armados ingresaron a la propiedad y robaron 50 mil pesos, armas de fuego y hasta una camioneta.

Pablo Klingbeil, hijo del productor asaltado contó que los delincuentes llegaron hasta la propiedad, increpando primero a la empleada, y luego a su padre Ernesto, propietario del establecimiento “El Aguante”, a quien torturaron para que les entregue un millón de pesos, dato que tenían, pero que era erróneo aclaró…”nunca hay tanta plata en la casa” dijo. Finalmente maniataron a la familia y se llevaron 50 mil pesos, cuatro armas de fuego de la familia y la camioneta, que luego fue abandonada en Campo Viera.

Según relató Klinbeil, llamó a la policía que por jurisdicción le corresponde el destacamento de Cien Hectáreas, pero le respondieron que no tenían móviles, por lo que él mismo, con su camioneta los tuvo que ir a buscar, para que comenzaran con el rastrillaje policial; relatando además que, “rompió dos amortiguadores” por el pésimo estado de los caminos que los transitó a alta velocidad dada la situación.

Cada vez son mas frecuentes los robos, con torturas mediante, en las chacras donde todavía muchos productores suelen guardar el dinero de las cosechas, y además poseen camionetas que son sustraídas, en muchos casos sirviendo luego de “mulas” para narcotraficantes que mueven la droga en caminos rurales.

La Policía realizó un operativo para dar con los autores, poniendo todas las dependencias de la Unidad Regional II.

El hecho ocurrió horas de la noche cerca de las 19.45,  cinco  personas encapuchadas, portando armas de fuego y blancas,  entraron en la casa de  Ernesto K. (61), redujeron al propietario junto a su esposa Mirta R. (56) y a los menores de de 15, 11, 6 y 4 años, son hijos de la empleada, Rosana A. (32), quienes estaba en el lugar en el momento del hecho.

Luego de revisar toda la morada se llevaron unos 50 mil pesos en efectivo, cuatro  armas de distintos calibres, y una camioneta Ford Ranger.

El propietario de la vivienda, quien posee un secadero de té en la zona, sufrió lesiones, ya que fueron maniatados por los malvivientes. Luego de cometer el hecho los autores se dieron a la fuga. Al tomar conocimiento del hecho la Policía  montó un amplio operativo para esclarecer el ilícito. Interviene el Juzgado de Instrucción 2 de Oberá.

Artículo visitado 1.044 veces, 1 visitas hoy

Infóber


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Back To Top