escuelaLa presunta víctima y el acusado serán llamados a Cámara Gesell. «Primero negó todo, pero después reconoció y me contó lo que pasó», dijo la mujer que denunció el caso.

Una madre se presentó ante la Comisaría de la Mujer y denunció que su hijo de 9 años habría sido manoseado y acosado sexualmente por un compañero del mismo grado. Los menores asisten a la Escuela 660 del barrio Yerbal Viejo de esta localidad.
Las autoridades del Consejo General de Educación (CGE) tomaron cartas en el asunto y, por el momento, decidieron separar al acusado del resto de sus compañeros y le asignaron una maestra exclusiva que lo acompaña en todo momento.
De todas formas, esta medida no satisfizo a los padres de la presunta víctima, quienes solicitaron el pase del chico denunciado, medida que apoyan otros tutores.
En diálogo con El Territorio, la madre de la presunta víctima manifestó que su hijo y el supuesto acosador son compañeros desde salita de 4 y el señalado siempre generó conflictos en el aula, lo que fue corroborado por la directora de la institución, Gladys Cornelius.
“El viernes una vecina me avisó que vio a mi hijo con otro chico haciendo cosas obscenas en la escalera de nuestro departamento, y otra vecina me comentó que su hija vio cuando el otro chico le bajaba los pantalones a mi hijo. Entonces hablé con él y primero negó todo, pero después reconoció y me contó lo que pasó”, relató la denunciante.
Según los dichos de la progenitora que constan en la denuncia, su hijo le comentó que su compañero le dice cosas obscenas y lo manosea. Al respecto, mencionó que “el jueves pasado, el día antes de lo que sucedió en la escalera, el otro chico aprovechó que el profesor de música se fue al baño y le preguntó si sabía lo que es c… le empujó contra el pizarrón y le manoseó haciendo movimientos y gestos de la relación sexual. Eso delante de todos los compañeros”.

Episodios anteriores
La madre agregó que algunos compañeros de grado le informaron al docente de lo sucedido, pero “él minimizó lo que pasó y no hizo nada. Si me hubiera avisado, se podría haber evitado lo que pasó al otro día en la escalera”.
En la víspera, un grupo de padres se movilizaron frente a la institución para solicitar el pase del implicado y señalaron sus antecedentes de mal comportamiento, al punto que “algunas veces llevó cuchillos y pedazos de vidrio a la escuela”, indicó.
Por su parte, la directora Cornelius reconoció que el alumno tiene problemas de conducta y desde primer grado es asistido por el gabinete psicológico de la institución.
“Los propios padres reconocen que el chico tiene mal comportamiento y tuvimos episodios de mordiscones y arañazos a compañeros”, señaló.
Sobre el supuesto acoso, indicó que “en la escuela cometió actos obscenos, pero de lo que sucedió afuera no puedo opinar porque no me consta”.
La Escuela 660 es de jornada extendida y, a partir de la denuncia, el implicado asiste a contraturno de sus compañeros y cuenta con una maestra especial, hasta tanto los psicólogos y la Justicia definan su situación. “No podemos dejarlo sin clases porque estamos a favor de la inclusión, al menos hasta que se expidan los especialistas”, subrayó.
En tanto, en los próximos días el denunciante y el acusado serán sometidos a Cámara Gesell.

Artículo visitado 488 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top