Eduardo Kuhlmann

Eduardo Kuhlmann

El contador obereño Eduardo Kuhlmann, acusado en 2013 de evadir 70 millones al fisco, vender facturas truchas y ser líder de una asociación ilícita, brindó una entrevista exclusiva a Misiones Online donde manifestó que en el expediente no existen pruebas de los delitos antes mencionados y acusó que su ex socio sigue manejando la empresa cuestionada de la misma manera.
Luego de estar dos años y medio prófugo de la Justicia, con pedido de captura, al contador obereño le fijaron una caución para poder estar en libertad, mientras avanza la investigación que pesa en su contra y en la de otras 14 personas, también están imputadas y procesadas por supuesta evasión de al menos 70 millones de pesos, vender facturas, crear empresas fantasmas para ese fin y conformar una asociación ilícita.
En un extenso diálogo con este medio, en su oficina, mate de por medio, se dedicó a detallar cómo pasó todo este tiempo, se deslindó de las acusaciones, acusó a un medio de tener intereses y fustigarlo mediáticamente. También apuntó contra su ex socio, quien hoy continúa presidiendo la empresa de salud acusada de realizar las maniobras que despertaron el interés de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que realizó la denuncia en su momento y dio inicio a esta investigación.
“Tras dos años y medio de mentiras que se dijeron en mi contra, que se le dijo a la población desde algunos medios que replicaron esto, vengo a contar lo que hoy está en la Justicia”, comenzó el contador.
Repasó que “se realizaron mega allanamientos el 17 de junio del 2013, fueron por lo menos 20 operativos movilizando fuerzas públicas, se hizo una mega historia de una causa donde nos acusan de vender facturas por 70 millones de pesos y a mí como jefe de la asociación ilícita. Así fue como lo señaló la AFIP en su página oficial. Pero en el expediente, que cualquier persona lo puede cotejar, no aparecen los 70 millones, no hay una sola factura vendida, un solo peso de deuda determinada. Por este motivo llamamos a la Jefa de Penal Tributario de Afip para que declare como testigo, que explique dónde está esa suma de dinero y cómo llegan a esa acusación tan grave contra mi persona”.
En conjunto con sus abogados, Aníbal Carbajal y Martín Maldonado, tomó la decisión de llamar a la Jefa de Penal Tributario de Afip-DGI Posadas como testigo: “La funcionariase presentó y ante el secretario del Juez dice que los 70 millones no son de facturas vendidas, sino de acreditaciones de la entidad que dirige mi ex socio, quien hoy continúa trabajando de la misma manera que en aquel momento”.
Según lo manifestado por el contador, “actualmente no hay ninguna de las 30 empresas fantasmas que nos acusaron de crear, no hay facturas truchas. No pretendo que la población crea mis dichos, yo los invito a que cotejen mis dichos con lo que existe en el expediente”.

Interrogantes
De manera enfática, Kuhlmann se preguntó “¿son 70 o 140 millones? Eso no se siguió investigando, porque si no eran de facturas truchas y sí de acreditaciones indebidas, la empresa de mi ex socio sigue funcionando, construyendo edificios, manejando ambulancias, farmacias y nadie lo investiga a él, solamente a Kuhlmann ¿por qué ocurre esto?, es lo que me gustaría saber, si éramos 15 los procesados e imputados y solamente a mí me negaron la libertad, todos trabajan normalmente, tienen el CUIT, son cosas que todos se preguntan. Hoy por hoy es mucho más fácil sostener mi culpabilidad que admitir errores de otros en el proceso de investigación”.
Para el contador se dijeron muchas mentiras en su contra, que mancharon su nombre y el de su familia: “Cuando un diario de tirada provincial decía que yo estaba prófugo, fui a indagatoria porque hasta ese momento existía el secreto de sumario, no tenía idea de qué trataba la causa, sólo lo que decían los medios en ese momento: ‘30 empresas fantasmas y 70 millones’ Una vez que escuché de qué se me acusa comenzamos con mis abogados a preparar la defensa, entonces yo estaba a disposición de la Justicia para contar la verdad de esa empresa en la que era auditor externo, pero a los 10 días me niegan la libertad sin la vocación de escucharme porque hay muchas personas que les conviene que no hable y dé las explicaciones que tengo. Lo llamativo es que de todos los imputados y procesados, solamente a mí me negaron la libertad”.
Para Khulmann, su ex socio continúa trabajando fuera de la ley. “Existe una normativa de la Superintendencia de Servicios de Salud, que es el ente regulador, en la que se expresa quién es gerenciador, persona física o jurídica, no puede ser autoprestador de sí mismo. Es muy grosero dar la prestación del servicio y poner uno mismo el precio, si un mes se gana dinero al siguiente te autoaumentás las facturas y seguís ganando más dinero sin ningún tipo de control. Siendo auditor externo jamás pude brindar un cheque de esa entidad, pero tengo mucha información que la quiero brindar a la Justicia, a la sociedad y quien corresponda. No me pueden hacer cargo de una entidad que jamás conduje ni emití un solo cheque, pero que graciosamente hoy sigue funcionando y operando de la misma manera”, sostuvo Kuhlmann.
En relación a cómo considera que puede continuar la causa que pesa en su contra, señaló que “desde que comenzó esta causa me dijeron que iba a llegar a juicio oral, seguramente allí se dará fin a todo este inconveniente y será también el lugar donde voy a contar toda mi verdad sobre estos delitos que se me acusan y no existen pruebas al respecto”.
El contador se mostró preocupado y con temor a lo que pueda suceder mientras la investigación continúe. “Tengo miedo por mi familia y por mis allegados. Estoy preocupado, porque cuando se dice la verdad molesta a mucha gente y sobre todo cuando se dice la verdad en cuestiones económicas. La pasé muy mal, mi familia y amigos también, fue una acusación muy grave”, remató.

Artículo visitado 797 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top