El viernes 27 de septiembre de 2014, Pedro Moscón atropelló con un automóvil y mató a dos jóvenes. Los familiares de los fallecidos renovaron el pedido de justicia y de elevación del caso a juicio.

A casi once meses del fallecimiento de Norberto “Popito” Viana (19) y Lucas Néstor (14), atropellados por el ex tenista Pedro Moscón (44), familiares y amigos de las víctimas se movilizaron ayer renovando el pedido por justicia y condena al responsable de la tragedia.
La convocatoria se concretó pasado el mediodía en la intersección de avenida De Los Inmigrantes y Picada Sarmiento, en el acceso a esta localidad, donde bloquearon el tránsito por poco más de dos horas.
En un primer momento, efectivos de la Policía trataron de evitar el corte de ruta y pretendieron intimidar a los manifestantes con una dotación de bomberos apostados en el lugar, aunque el desmedido despliegue de fuerzas resultó estéril ante el clamor por justicia.
El deceso de Viana y Néstor se produjo entrada la tarde del 27 de septiembre del año pasado sobre avenida De Los Inmigrantes, en inmediaciones de la Escuela 84 de Villa Svea.
Moscón conducía un Fiat Palio y el informe de Criminalística confirmó que se cruzó de carril para sobrepasar a un colectivo y a consecuencia de ello impactó de frente con la moto en la que viajaban las víctimas.
Si bien el test de alcoholemia arrojó resultado negativo, en el coche del ex tenista se encontró marihuana y psicofármacos sin receta, tal como consta en el expediente judicial.
En su defensa, el imputado reconoció su adicción y que las drogas halladas eran para consumo personal. La causa judicial por “doble homicidio en accidente de tránsito” se tramita en el Juzgado de Instrucción Uno de esta localidad, a cargo de Alba Kunzmann de Gauchat.
“Lo último que sabemos es que Moscón está viviendo en Posadas y que hace unos días la jueza solicitó una pericia para determinar a qué velocidad transitaba. Pensamos que la causa viene muy demorada y por eso nos movilizamos”, subrayó Pamela Néstor, hermana de Lucas.
Asimismo, anticipó que volverán a marchar en ocasión del primer aniversario de la tragedia y “seguiremos reclamando hasta que la Justicia nos dé una respuesta y eleve el caso a juicio”.

Amenaza previa
Los familiares de las víctimas insistieron con los antecedentes penales que pesan sobre el ex tenista y el incumplimiento de sucesivas órdenes judiciales para tratar su problema de adicción.
Damián Chamorro y María Ester Viana, los padres de Popito, viajaron desde Posadas para participar de la movilización de la víspera y se fundieron en un abrazo desconsolado con Mirta Gluge, la madre de Lucas. “Todos en el barrio conocían los antecedentes de Moscón y la gente le tenía miedo, pero las autoridades no hicieron caso de tantas denuncias que tenía y pasó lo que pasó. Dos inocentes perdieron la vida y el culpable sigue suelto. Eso es lo que más nos duele”, lamentó la señora Viana.
A su lado, su esposo recordó que una testigo declaró que dos semanas antes del choque, Popito habría sido amenazado de muerte por el mismo conductor del Fiat Palio. “A vos te voy a pasar por arriba con el auto, flaco”, le habría dicho el ex tenista.
Según allegados a las víctimas y vecinos de la zona, el conductor del coche era conocido por transitar a alta velocidad y por ello habría tenido un roce previo con el motociclista, lo que motivó la presunta amenaza. En ese sentido, Chamorro señaló que “la Policía o quien corresponda tiene que investigar esas amenazas, aparte de los antecedentes que tiene el asesino. Pero sabemos que tiene un pariente en la Justicia, por eso siempre hizo lo que quiso y me pregunto hasta cuándo se seguirá burlando de nuestra tragedia”.
“El dolor no se puede expresar con palabras”
Mirta Gluge, madre de Lucas Néstor, insistió con la presunta “red de complicidades” con el imputado durante tantos años, puesto que al momento del choque ya tenía causas penales por hechos graves. “Me pregunto cómo sigue manejando, siendo que estuvo internado por problemas psicológicos. Todos saben, no sólo en el barrio, que es un drogadicto que siempre se llevó el mundo por delante porque su familia tiene contactos”, remarcó. Y agregó: “El dolor que tengo no se puede expresar con palabras, y lo peor es que siento mucha impotencia porque parece que nunca va a pagar por lo que hizo, siendo que nos destrozó la vida”. Además de las causas por lesiones graves contra una ex pareja -a la que encerró y prendió fuego- y un robo a mano armada, hasta septiembre de 2014 se registraban una treintena de denuncias y exposiciones contra Moscón por ruidos molestos, exhibicionismo, amenazas y picadas, según confirmaron desde la Policía.

Artículo visitado 308 veces, 1 visitas hoy

Territoriodigital


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top