Anoche, efectivos de la seccional 5ta detuvieron a dos jóvenes de 18 años, acusados de estafar a motomandados, haciéndoles entregar pedidos de supuestos repuestos a direcciones que no existían, cobrando de antemano el servicio.
Todo se inició cuando un hombre de 30 años, solicitó presencia policial en Villa Lindstrom, en razón de que un joven solicitó el servicio de motomandados para entregar una caja que contenía un supuesto repuesto, por un monto de 4.700 pesos, lo que alertó al trabajador, quien ya tenía conocimiento de que días atrás habían estafado a sus compañeros, con la misma modalidad. Al mirar el interior del envoltorio, el requirente constató un trozo de hierro y tres bollos de papel.
Luego de conocido el hecho, la Policía demoró en el domicilio al primer acusado. Sin embargo las tareas continuaron y luego de testimonios de vecinos y conocidos del barrio, establecieron que este actuaba con otros cómplices, por lo que pasada la medianoche, se apresó a otro de los sindicados.
Se instruye sumario en la Comisaría Seccional 5ta con intervención del Juzgado 2 de Oberá.

Artículo visitado 35 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top