Icono del sitio OberaOnline

“Se necesitan 150 millones de pesos para hacer la Fiesta del Inmigrante”

La presidenta de la Federación de Colectividades de Oberá, Marta Wieremiey, dio detalles a FM de las Misiones de la próxima edición del evento y se refirió también a las millonarias pérdidas sufridas en los últimos días por robo y vandalismo en el Parque de las Naciones.

A tres meses del inicio de una nueva edición de la Fiesta Nacional del Inmigrante, la presidenta de la Federación de Colectividades de Oberá, Marta Wieremiey, dialogó con la FM 89.3 Santa María de las Misiones sobre el trabajo que se viene realizando y sobre las actividades previas que se desarrollan y desarrollarán en la previa de la gran cita anual.

Reconoció que están trabajando “fuertemente” en “cuadrar” el presupuesto, ya que la realización del evento demanda alrededor de 150 millones de pesos, y destacó la creciente participación de los jóvenes en las diferentes tareas organizativas.

Como contrapartida, lamentó los últimos hechos delictivos que sufrió el Parque de las Naciones, sede de la fiesta, donde se produjeron robos y destrozos en dos casas típicas y en el predio de la feria artesanal, con pérdidas millonarias para las colectividades y la propia Federación, por lo que también se está haciendo un intenso trabajo en mejorar la seguridad.

Todo en marcha

Respecto a los preparativos para la 44ª edición de la Fiesta Nacional del inmigrante, que se celebrará del 5 al 15 de septiembre, Wieremiey contó que “ya hemos iniciado varias actividades acá en el Parque de las Naciones: las colectividades están eligiendo sus Reinas, Reyes y Principitos; también estamos trabajando fuertemente en ‘Invierno en el Parque’ del 19 al 21 (de julio) y estuvimos lanzando el logo de la Fiesta; además (comenzó) la venta de los stands tanto de la feria comercial como de la feria artesanal, y todo lo que tiene que ver con cartelería y publicidad”.

Mencionó que el ambiente festivo ya se empieza a notar en Oberá, a pesar de que todavía falta tiempo para la realización del encuentro anual, pero “la gente que se acerca al Parque de las Naciones, y más los fines de semana, ya ven y escuchan el sonido de las canciones, porque están realizando las prácticas y los ensayos todos los ballets en las colectividades, así que hay un movimiento constante en las casas típicas, ya que están comprando algunos insumos para ir preparando las comidas que llevan un proceso más largo, en el caso de los pickles, y de esta manera van preparándose para una edición muy importante para nosotros”.

“Es importante destacar que cada una de las colectividades tienen un gran número de socios y esos socios -aparte de la Comisión Directiva- están colaborando muchísimo; hay nuevos integrantes y se está notando mucho la presencia de los jóvenes“, destacó.

Para esta nueva edición, Wieremiey aún no pudo dar a conocer la grilla de artistas, o al menos un anticipo de los números más sobresalientes que actuarán en septiembre, todo lo cual se dará a conocer en julio, pero sí adelantó que “estamos trabajando en ofrecer cada noche una temática diferente, tanto en lo que se refiere a la presentación de los ballets oficiales de las colectividades -que vienen desde distintos puntos del país- como a los artistas, que estamos todavía evaluando, y ya algunos cerrando los contratos, para que puedan estar. También estamos viendo los costos para poner precio a las entradas. Esta etapa para nosotros es la más difícil“, confió.

Calculó que son más de 150 millones los que se necesitan para llevar adelante la Fiesta, no sólo por las mencionadas contrataciones sino que “tenemos que hacer muchos arreglos también en la parte de infraestructura, más todo lo que se refiere a los artistas (equipos de audio, etcétera) y la parte de salud y policías, que son los que custodian toda la noche”.

 

Millonarias pérdidas por robo y vandalismo

En medio de toda esta vorágine organizativa y festiva, la delincuencia puso en los últimos días la nota negativa en el Parque de las Naciones, donde dos colectividades y la propia Federación se vieron damnificadas por varios episodios de vandalismo y robos que dejaron pérdidas millonarias: “Las evaluaciones son un número muy alto: en el caso de la casa típica rusa, la pérdida de toda la ‘perestroika’ (bebida típica de la cual desaparecieron unos 300 litros que estaban almacenados en el sótano) son más de 4 millones, lo mismo en la colectividad árabe (de donde se llevaron unos 300 kilos de carne vacuna, condimentos y varios artefactos y electrodomésticos) y nosotros también tuvimos alguna situación de robo de cableado (en la zona destinada cada año a la feria comercial y artesanal), que eso es muy común ya, o rotura de los baños públicos del predio”, enumeró Wieremiey.

“Estamos trabajando fuertemente en la seguridad del predio: hay un destacamento de la Policía dentro del Parque de las Naciones, tenemos cámaras, las colectividades también han instalado sus cámaras, algunas tienen alarmas… pero igual ocurren estos hechos, no entendemos y no sabemos cómo. La verdad es que estamos todos los días en el Parque y aparecen estas situaciones, se nota que igual encuentran el espacio y el lugar para ingresar en estas casas”, lamentó.

Es que todo eso genera un gasto extra difícil de absorber, ya que en la Federación tienen “un gasto fijo de tres millones de pesos al mes, para el pago de sueldos a secretarias, limpieza del predio, servicios de luz y agua… Es un número muy alto para que nosotros podamos solventar con fondos propios. En este caso, todavía tenemos un margen de la Fiesta del año pasado y eso nos permite todavía solventar estos gastos significativos”, apuntó.
Salir de la versión móvil