Agenda cultural
Hay libros que atraen por un tema especial, una construcción especial. Este libro del que voy a continuar comentando (el primer acercamiento fue publicado el viernes 9 de este mes) se titula “Paralelo 27”  y es del autor posadeño que vive en Jardín América, “Mano Vogler”.  Su literatura tiene un “contaminante” que es su visión desde el punto de vista de lo social, de lo psicológico y cultural, de modos de vida que todos conocemos en la Provincia. Los ricos  y los pobres, los que pueden estudiar y los que no, los duros trabajos de la chacra, los malos pagos, las casas mansiones y las casas  ranchos que “entran” en la sala del que tiene la mansión; la oportunidad que los pobres dejan pasar  porque quieren.  En la contratapa se lee “Una novela brillante ,que sin pretender ser un estudio, es un análisis social, se convierte en una mirada muy profunda de la “Misiones  profunda”. En realidad esta Misiones mágica, lo es por su realidad heterogénea que la ha convertido en crisol de razas, donde si bien no hubo choque de culturas, sabemos quien ha logrado los mayores éxitos. La inmigración que vino, echada por las guerras, el hambre, la reconstrucción  de ciudades y de  viviendas era una  verdadera odisea… pero tenían a su favor miles de años de existencia, o sea miles de años de experiencia por tantas guerras pasadas.
Este fenómeno de lo que llamamos Crisol de Razas ha permitido que Misiones sea un lugar para ser estudiado  desde la sociología. Criollos, aborígenes, inmigrantes, pasaron sus propias penurias pero lograron vivir en paz,  una paz relativa si nos atenemos a los contrastes de la realidad. El protagonista principal “Ramón Vidal” es un negacionista que se siente disminuido, porque considera que su nombre “Ramón” tiene esa malignidad.: nada conquistará con ese nombre. Todos sus actos están marcados por la negación, nunca se podrán enamorar de él, nunca tendrá buen trabajo, todos se alejarán de él cuando escuchen su nombre, o sea que está para psicólogo. No obstante se enamora, y nada menos que de la hermosa y dulce hija del dueño de la gran mansión – de aserradero y todo tipo de plantaciones, con  una docena o  más de empleados mal pagados y mal tratados. Ella , su única hija mujer, es Nice, adorada por su padre. Y, a poco de comenzar sus estudios en Posadas se enamora perdidamente de Ramón, en ese momento trabajando en una estación de servicios y se juran amor eterno. Su madre es quien se entera del “noviazgo” y de que él  es Negro!! No explica su color, pero es negro porque es pobre, vive en una casa de madera, que es la negación de lo que tiene el hombre rico, que por supuesto tiene un carácter intratable. Lentamente el autor va oscureciendo ese amor jurado eterno, porque no podrán consustanciarse los ricos con los pobres. A Ramón se le niega el amor. Y vuelve a su chacra y casa rancho.

Visited 4 times, 1 visit(s) today


Categorías: Columnas de Opinión
Back To Top
Copy link