Icono del sitio OberaOnline

El legado perdurable del Profesor Arturo Juan Hereter: Una calle lleva su nombre en reconocimiento a su invaluable labor educativa en Oberá

En la novena sesión del Concejo Deliberante de la ciudad de Oberá, se aprobó el Proyecto de Ordenanza para la nominación de una calle con el nombre del Profesor Arturo Juan Hereter, quien dejó una huella imborrable en la educación de la ciudad.

Durante la sesión estuvieron presentes dos de sus nietos, quienes mostraron su orgullo por su abuelo y por el reconocimiento que se le brinda en la ciudad que fue su hogar por tantos años.

El Profesor Arturo Juan Hereter nació en Paraguay en 1923 y se radicó junto a su familia en Posadas. Allí, se recibió de Maestro Nacional y comenzó a dar clases en las primeras escuelas de Oberá junto con dos de sus hermanas.

A mediados de la década del 50′, con la fundación del Colegio Nacional, la Escuela Normal, de Comercio y la Escuela Técnica, el Consejo General de Educación lo designó para dar cátedras de ciencias. Durante más de 20 años, el Profesor Hereter se destacó por su tarea intachable en la enseñanza de matemáticas, álgebra, físico-química, entre otras disciplinas.

Luego de su jubilación, continuó dando clases particulares en su domicilio, sin importarle el costo y muchas veces sin cobrar nada. Su único objetivo era que sus alumnos aprendieran y comprendieran los temas, dejando una huella imborrable en su memoria y la leyenda «algún día van a recordar a su profesor».

El Profesor Arturo Juan Hereter falleció en agosto de 1983 a los 60 años, pero su legado perdura. Aún quedan decenas de exalumnos que pueden dar fe de su vida y obra, y su nombre es recordado en sobremesas y anécdotas en la ciudad de Oberá.

La nominación de una calle en su honor es un reconocimiento más que merecido para alguien que dedicó gran parte de su vida a la educación y al bienestar de sus alumnos.

Salir de la versión móvil