El acuerdo al que habrían arribado es que la cooperativa eléctrica pondría varios bienes muebles e inmuebles como garantía de pago de la deuda que mantiene con EMSA y de esta manera se levantaría el embargo. Se está a la espera que  el acuerdo sea homologado por el juez que dispuso el embargo de la recaudación de la CELO, incluso habrían acordado algunos beneficios más.  Dentro del acuerdo se habría establecido un artículo de confidencialidad en torno al convenio firmado entre ambas entidades, de manera que no se podrá dar a conocer todos los detalles del acuerdo para no generar conflictos con las demás cooperativas.
En la semana se fueron sumando cuestiones polémicas, en principio una nueva denuncia penal a los ex directivos de la CELO, que al parecer no tienen ninguna chance de regresar a recuperar sus respectivos cargos que fueron reclamados ante la justicia. A ello se agregó la difusión de un video en el cual se muestran algunos recibos de sueldo que perciben algunos empleados de la cooperativa con cifras que son escandalosas, y generaron mucho malestar de los socios que tienen ingresos inmensamente inferiores, lo que llevó a que varios empleados aclararan en forma informal que son algunos empleados que cobran esas cifras mensualmente porque tienen esos  beneficios o privilegios. Evidentemente esa información salió desde la misma cooperativa, ya que existen rumores que algunos empleados vinculados al sindicato de Luz y Fuerza se estarían oponiendo a la restructuración del pago de horas extras, que son en algunos casos acuerdos individuales o colectivos.
En la semana se conoció la noticia de que la ministra Liliana Rodríguez realizó una presentación penal contra Andersson, Duarte y otros miembros por posibles delitos por la deuda generada con la empresa eléctrica provincial de energía, ya  que se estableció que los funcionarios con responsabilidad se manejaban con un alto grado de informalidad sobre los bienes, con sumas de dinero y el manejo administrativo y economía de la entidad cooperativa, y que ello surgió de la auditoria que se realizó y en la cual  se detectaron irregularidades, por lo que la ministra de Acción Cooperativa presentó la denuncia que podría configurar un tipo penal de carácter ilícito.
También en la denuncia se señala  que en los cuatro primeros meses del 2022, han tenido un ingreso de 1.205.540.027,00 de pesos. Por otra parte, se consignó en la presentación que se realizó en las últimas horas en Posadas, que luego de dar por finalizada la fiscalización en la entidad se ha determinado que no se encuentra registrada la deuda que mantiene con EMSA la cooperativa de mención en los últimos balances N° 69 y 70, tampoco se logra determinar el destino de fondos que hubieran ingresado a la entidad según los libros de caja.
La actual conducción de la CELO, encabezada por Juan Antolich, recibió apoyos políticos importantes; en principio el intendente Pablo Hassan se reunió en la sede de la cooperativa con la nueva comisión directiva, y esta semana contó con la presencia el Diputado Provincial Hugo Passalacqua, quien visitó las obras que se están realizando del nuevo acueducto denominado troncal norte y que beneficiara a unos 10 mil familias.

Comenzaron a rodar los colectivos nuevos  
Finalmente las empresas pre adjudicatarias del servicio urbano de pasajeros comenzaron a prestar el servicio sin mayores inconvenientes, si bien existen algunas quejas por la modificación de los recorridos y horarios, en otros casos se destaca de los mismos que se ajustan a la puntualidad y en caso del cambio de recorrido se debe a algunos badenes en donde los colectivos no pueden avanzar. En todo esto se hace notar que se adelantaron cinco meses para el inicio de una etapa del transporte urbano; se organizó todo rápidamente y en un estado de emergencia y muchos pasajeros destacando la modernidad y comodidad de las unidades.
Uno de los inconvenientes y desconciertos de los usuarios tiene que ver con la implementación de la aplicación que se podrá usar desde el teléfono celular en el que se podrá cargar crédito para utilizar el servicio mediante un código QR, que muchas personas no la saben utilizar, pero que tiene una serie de beneficios, porque los pasajeros pagarán por los kilómetros recorridos y no la totalidad del mismo, por ello al subir y al descender del ómnibus se deberá pasar el código QR, según se explicó. De todas maneras se seguirá utilizando la tarjeta en cuestión contemplando los pedidos de los usuarios que al desconocer el uso de las nuevas tecnologías o no tener cuenta bancaria se les dificulta la utilización de la aplicación y optan por las tarjetas.
Según explico Fabián Pizzutti, se están realizando todas las correcciones y ajustes de acuerdo a los reclamos de los usuarios, si bien los choferes son los mismos las unidades no lo son, y tienen algunos inconvenientes para circular en determinados sectores de la ciudad, pero que irán corrigiendo con el correr de los días.
Por otro lado hubo silencio por parte de la empresa Capital del Monte, no hubo declaraciones ni comunicados de prensa como había trascendido, y optaron por el silencio ante el beneplácito de los usuarios y seguramente entendieron que no era conveniente ni oportuno realizar algún tipo de declaración que pueda ser ignorada o bien rechazada por los usuarios.
La aprobación del contrato de concesión es lo que políticamente es lo más complicado, porque hay cuatro concejales que tienen una serie de reparos y han solicitado a algunas entidades intermedias que analicen los diferentes artículos del contrato y que realicen sus observaciones y propongan correcciones.

Artículo visitado 26 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top