La ministra Liliana Rodríguez realizó una presentación penal contra Andersson, Duarte y otros miembros por posibles delitos ante la deuda con Energía de Misiones.

Luego de la intervención de la Cooperativa Eléctrica Limitada Oberá (Celo), se conoció que la ministra de Acción Cooperativa, Liliana Rodríguez, presentó una denuncia penal en el Juzgado de Instrucción 1 de Posadas contra las ex autoridades de la entidad que hasta hace un mes estaba comandada por Pedro Andersson y Jorge ‘Koki’ Duarte, quienes desempeñaron el cargo de presidente y vicepresidente, respectivamente.

En medio de la deuda por mil millones de pesos que mantiene la Celo con Energía de Misiones, la presentación se radicó por presunta malversación de fondos.

Además de la denuncia contra Andersson y Duarte, la medida se hizo extensiva a otros integrantes de la cooperativa que ocuparon cargos hasta hace un mes, cuando asumió una nueva gestión.

De acuerdo al escrito al que accedió El Territorio, se señala que “aquello era la práctica de los funcionarios con responsabilidad, con un alto grado de informalidad sobre los bienes, con sumas de dinero y toda la economía”.

Se agregó que “producto de ello y de la fiscalización es que se detectaron irregularidades” por lo que la ministra de Acción Cooperativa presentó la denuncia “que podrían configurar un tipo penal de carácter ilícito”.

Asimismo, se explica que “la situación es sumamente compleja en virtud de las sumas que se manejan en la entidad, más aún considerando que en los cuatro primeros meses del 2022, han tenido un ingreso de 1.205.540.027,00 de pesos”.

Por otra parte, se consignó en la presentación que se realizó en las últimas horas en Posadas que luego de dar por finalizada la fiscalización en la entidad “se ha determinado que no se encuentra registrada la deuda que mantiene con Emsa la cooperativa de mención en los últimos balances N° 69 y 70, tampoco se logran determinar el destino de fondos que hubieran ingresado a la entidad según los libros de caja”.

De esta manera, se concretó un nuevo proceso en el marco de la millonaria deuda que tiene la entidad con Energía de Misiones, que a principios de junio se hizo cargo de administrar todos los fondos que ingresan a la cooperativa obereña, para lo cual dispuso el nombramiento de diez recaudadores interventores para hacerse cargo de las cajas de la Celo.

En ese contexto, como informó este matutino en su momento, los directivos mostraron resistencia para cumplir la orden judicial.

Según trascendió en aquel entonces, la cooperativa de Oberá no estaba abonando compromisos desde diciembre.

A finales de mayo se dispuso un millonario embargo por casi 200 millones de pesos ante el incumplimiento en los pagos de la deuda.

En este contexto, poco después, precisamente el 9 de junio, se conoció que tanto Andersson como Duarte fueron desplazados de sus cargos y por decisión del Consejo de Administración se nombró a Juan Antolich y Guillermo Goncalvez como nuevo presidente y vicepresidente.

Dicha asamblea fue reconocida por parte de la cartera presidida por Liliana Rodríguez.

A ello se sumó la denuncia penal que presentó finalmente la ministra de Acción Cooperativa.

Repercusiones
Tras conocerse la presentación en el Juzgado de Instrucción 1 de Posadas, diversas organizaciones repudiaron la denuncia realizada contra las ex autoridades de la Celo.

Desde ATE y la CTA Autónoma Misiones repudiaron la presentación realizada contra el secretario general del gremio, Koki Duarte.

“Es una avanzada contra nuestras organizaciones y un intento de disciplinar a todos los dirigentes y/ o sectores que en esta provincia están luchando por los derechos de todos los trabajadores”, consideraron.

Al mismo tiempo, desde los gremios agregaron: “La gestión llevada adelante en los últimos ocho años por Andersson y Duarte en el Consejo de Administración de la Celo buscó transparentar la administración de esa entidad”.

Artículo visitado 68 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top