Icono del sitio OberaOnline

La comuna taló el árbol que quedaba en pie y desactivó el peligro sobre calle México

El martes se había desplomado uno de los troncos sobre un automóvil y los vecinos expusieron que desde principios de enero venían alertando a la municipalidad, aunque no obtenían respuestas. Hoy finalmente talaron lo que quedaba.

Después de casi siete meses de reclamos, finalmente la Comuna se ocupó de talar el resto del árbol que quedaba en pié sobre calle México (entre Italia y Maipú) de Oberá, desactivando de manera definitiva el potencial riesgo para los habitantes de la cuadra y las personas que transitan habitualmente por la zona.

Cabe recordar que en la noche del pasado martes, en medio de una fuerte tormenta que se desató sobre la ciudad, se desplomó uno de los pesados troncos sobre un automóvil que de manera casual pasaba por el lugar, generando daños totales tanto en la unidad móvil como en el cableado del suministro eléctrico y telefonía de varias manzanas.

En ese contexto los vecinos expusieron indignación y preocupación en razón de que desde enero venían alertando (tanto a las autoridades municipales como al dueño de la propiedad en la que se encontraba) sobre el peligro de que se desplomara sobre las casas, personas o autos que circulan, debido al deterioro que presentaba en la base.

El árbol en cuestión (una especie exótica) estaba sobre la vereda de una vivienda situada a la altura del 538 de la calle México y poseía tres troncos centrales de aproximadamente 20 metros de altura cada uno.

El 3 de enero cayó el primer tronco, poniendo en riesgo la estructura de la casa contigua, lo que motivó la insistencia a través de un reclamo formal por nota dirigida directamente al intendente Pablo Hassan. Con la misma modalidad, el vecino afectado dirigió su queja también a la Defensoría del Pueblo e incluso otros lo hicieron ante la Cooperativa Eléctrica (Celo), teniendo en cuenta que el tendido eléctrico atravasaba las ramas.

La respuesta nunca llegó hasta que el martes, casi siete meses después, se desplomó el segundo tronco sobre el auto del comerciante Jorge Telentejuk, que se salvó de milagro, ya que su vehículo quedó inservible.

En ese contexto había quedado de pié el tercer tronco del árbol, con pronunciada inclinación hacia la casa situada sobre México 514, cuya propietaria ayer volvió a insistir en la municipalidad sobre la necesidad de talarlo de manera inmediata y finalmente logró que la escucharan.

Durante esta jornada, con maquinarias de una empresa privada, los operarios de la comuna talaron el ejemplar desde la base y con eso pusieron punto final a una historia que por poco no terminó en tragedia.

Artículo visitado 42 veces, 1 visitas hoy
Salir de la versión móvil