Si bien hubo algunos cambios al asumir el cargo de intendente Pablo Hassan, le quedaban y siguen quedando algunos retoques o cambios en su gabinete, lo cierto es que uno de los cambios que se venían anunciando era la salida del Director de Turismo Fernando Vitelli, quien presentó su renuncia argumentando que era por motivos personales. En los próximos días se estaría anunciando quien ocupara el área de turismo municipal según lo anticipado por el intendente.
Fue una renuncia que algunos festejaron en la municipalidad, porque era  esperado por un sector que no tenía buenas relaciones personales con Vitelli, quien comenzó en la gestión del intendente Carlos Fernández, como secretario privado y después de la reelección de Fernández, se le anexó la dirección de turismo  municipal, cuestión que en su momento fue interpretada de que fue una maniobra para alejarlo de la secretaria privada, pero sin decirlo abiertamente; era el comentario de los que pedían el desplazamiento de Vitelli, que se potenció cuando Fernández asumió como diputado nacional y dejó en manos de Hassan la intendencia. «No lo bancamos más» era la frase que repetían varios que ingresaron al municipio en la gestión Fernández.
En el terreno de las versiones se habla de que sería una mujer la que ocuparía la dirección de turismo, en principio el nombre que más suena es el de la ex reina de la colectividad italiana Cristina Stevenson, Licenciada en turismo y actual directora de Selva Adentro, sector desde el que trabaja activamente junto a mujeres de la agricultura familiar de Misiones para asistirlas en la promoción y comercialización de productos elaborados a partir de materias primas obtenidas en sus chacras y montes nativos.
En las últimas horas hubieron versiones de que el intendente Hassan se habría reunido con Stevenson para ofrecerle el cargo, y ella le habría pedido un plazo para pensarlo y evaluarlo, por ello es que el intendente obereño, luego de confirmar la salida de Vitelli, anunció que en los próximos días se dará a conocer quién ocupará la dirección de turismo municipal, para darle otra impronta a dicha área, para potenciarla y darle un rol estratégico al sector turístico de Oberá, que lo vienen demandando los diferentes emprendedores.
Aparentemente habrían otros cambios más en el gabinete pero no por el momento, se especula  que primero se quieren asegurar de quien asuma nuevas funciones tenga conocimientos general del área, y que el reemplazo del funcionario sea eficaz y brinde los resultados que se esperan.
También se habla de la posible creación de un área específica vinculada al cuidado del medio ambiente, teniendo en cuenta que desde el ámbito municipal se comenzó a trabajar con el cuidado del arbolado, la clasificación de los residuos con la colocación de contenedores y el funcionamiento de los ecopuntos.
Otra de las decisiones políticas importantes que tomó el intendente Pablo Hassan, fue la de dictar una resolución que fue aprobada por el Concejo Deliberante; la de crear un servicio de emergencia del transporte urbano de pasajeros ante un nuevo paro de los choferes de la actual empresa prestataria, servicio que se extendió por varios días en la ciudad en forma gratuita y permitió a las empresas mostrar su potencial y las nuevas unidades, lo que produjo satisfacción y elogios de los usuarios por la decisión política tomada por el intendente obereño de asegurar un servicio de emergencia a favor de los usuarios del servicio del transporte urbano, que siempre se ven afectados por la interrupción del servicio en forma sorpresiva y sin aviso previo. Una decisión que deja la sensación de que habrá un antes y un después en el transporte público obereño a partir del mes de diciembre de este año, cuando comiencen a prestar el servicio las tres empresas adjudicadas, dejando atrás un servicio monopólico de varias décadas y que, obviamente, se espera que sea para el bien de los usuarios.

En la CELO hay silencio que hace mucho ruido
Hasta el momento no se escuchó la versión oficial de las nuevas autoridades de la CELO de lo ocurrido con la suspensión como socios de Pedro Andersson y de Jorge Duarte. Tampoco se sabe si asumirán en su reemplazo los consejeros suplentes ni que camino de negociaciones tomarán con EMSA por la deuda y las formas de pago. Se sabe que el embargo de la recaudación de las cajas que llegó a ser del 100 por cien se redujo a la mitad, cuestión que sigue siendo insuficiente para el funcionamiento diario de la cooperativa.
Solamente se emitió un comunicado de prensa dando a conocer lo  que resolvieron con un aval del Ministerio de Acción Cooperativa es lo resuelto por cinco de los nueve integrantes del Consejo de Administración que es elegir como nuevo Presidente a Juan Antolich, como Vicepresidente a  Guillermo Goncalvez, como secretario a Miguel Ramírez, Carlos Alberto Backes como pro secretario; Tesorero Alfredo Rokembach y Protesorero Fabián Doretto; reunión de la cual no participaron  Andersson y Duarte, en la cual fueron suspendidos como socios y en lugar de ellos deberán asumir los consejeros suplentes.
Recordemos que decisión de los consejeros de sacar de la presidencia a Pedro “Pilo” Andersson, y de la vice presidencia a Jorge “Koki” Duarte, fue tomada en base a al artículo 14 del estatuto de la CELO en los cuales se habla en forma genérica de los motivos por los cuales se pueden suspender a un asociado, entre los que figuran los agravios y ofensas a organismos del estado. Al suspenderlos como socios no pueden seguir siendo consejeros. Es decir que la decisión fue de sacarlos del consejo de administración, ya que con el solo cambio de autoridades seguirían como consejeros participando de las reuniones, y lo que se busca es evitar esta situación.
Tanto Andersson como Duarte fueron impedidos de ingresar a las oficinas de la cooperativa, advirtiéndoles que si no se retiraban por sus propios medios lo harán con la fuerza pública. La decisión de suspenderlos como socios motivó la presentación de un recurso extraordinario ante la justicia civil que deberá resolver sobre el conflicto planteado.
Además trascendió que la CELO estaría a punto de perder una demanda millonaria de uno 400 millones de pesos, accionados por Pedro San Juan, por la segunda perforación al acuífero Guaraní, en el predio de la planta de agua potable, obra que hace años está paralizada, y de tener una sentencia a favor del demandante, engrosaría más el nivel de endeudamiento y probables embargos similares a los realizados por EMSA.

Artículo visitado 30 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top