La decisión de los consejeros de sacar de la presidencia a Pedro “Pilo” Andersson, y de la vice presidencia a Jorge “Koki” Duarte, fue tomada en base a uno de los artículos del estatuto de la CELO en los cuales se habla en forma genérica de los motivos por los cuales se pueden suspender a un asociado, entre los que figuran los agravios y ofensas a organismos del estado. Al suspenderlos como socios se interpreta que no podrían seguir siendo consejeros. Es decir que la decisión aparentemente, seria sacarlos del Consejo de Administración, ya que con el solo cambio de autoridades seguirían como consejeros participando de las reuniones, y lo que se busca es evitar esta situación.
Otro de los argumentos es que mientras se realiza la auditoria por parte del Ministerio de Acción Cooperativa, tanto Andersson como Duarte podrían entorpecer la misma ejerciendo la presidencia y vice, y también como consejeros. Por el momento los consejeros que decidieron elegir nuevas autoridades estarían esperando un dictamen del Ministerio de Acción Cooperativa que avale dicha decisión, la cual podrá ser recurrida ante la justicia, mientras tanto quedarían suspendidos como socios.
Si bien la CELO no está intervenida y los consejeros están en pleno uso de sus funciones, el viernes pasado la justicia decidió nombrar un interventor recaudador y el Ministerio de Acción Cooperativas y Mutuales designó una auditoría contable y administrativa, y pone los ojos sobre los administradores desplazados.
La situación se puso más tensa cuando Andersson manifestó en conferencia de prensa que el conflicto era una cuestión política, y señaló que le ofrecieron un cargo a cambio de que diera un paso al costado. Fue una sorpresa para algunos consejeros que aseguran que “Pilo” el viernes les había anunciado que dejaría la presidencia por el bien de la institución, sin embargo el lunes salió con los tapones de punta, ya no solo contra EMSA, sino que contra el gobierno provincial; y a algunos integrantes del Consejo de Administración creen que se llegó muy lejos con el conflicto con EMSA y se metió dentro del conflicto al gobierno provincial, que intermedio en su momento en el recordado corte de luz.
Lo que habrían resuelto cinco de los nueve integrantes del Consejo de Administración es elegir como nuevo Presidente a Juan Antolich, como Vicepresidente a Guillermo Goncalvez, como secretario a Miguel Ramírez, Carlos Alberto Backes como prosecretario; tesorero Alfredo Rokembach y protesorero Fabián Doretto. En esta reunión no participaron Andersson y Duarte, en la cual fueron suspendidos como socios y en lugar de ellos deberán asumir los consejeros suplentes.
En la semana algunos delegados y socios presentaron una acción civil para impedir el nombramiento de personal y que fueron frenados por la justicia. Además presentaron una denuncia penal ante la fiscalía para que la  justicia investigue posibles maniobras fraudulentas en los estados contables, ocultando la verdadera situación patrimonial, cuestión que también es tomada como argumento y fundamento para la suspensión como socios de la CELO a Andersson y Duarte.
Si bien la  situación económica y patrimonial compleja para todas las cooperativas eléctricas viene desde hace años, en particular la de Oberá; lo cierto es que hace dos años que no tienen aumento de tarifas por la distribución de energía, y sumado a ello los aumentos de los costos y sueldos. Así las cosas, con el actual cuadro tarifario, no alcanzan a cubrir los costos para la prestación  del servicio, y mucho menos realizar inversiones. Pero el gobierno provincial viene asistiendo a las cooperativas y manteniendo reuniones con  la FECEM, cuestión que las actuales autoridades decidieron salir de la federación de cooperativas eléctricas, quedando fuera de las negociaciones y del respaldo de dicha entidad, lo que es interpretado como otro acto de rebeldía, y que se cortan solos.
Se interpreta que estando fuera de la CELO Andersson y Duarte se podrían encaminar las negociaciones con EMSA, y retomar el rumbo del diálogo, y no del enfrentamiento del cual en su momento tuvo que intervenir el gobernador Oscar Herrera Ahuad. Mientras tanto seguiría siendo monitoreada y asesorada por el Ministerio de Acción Cooperativa, hasta tanto se convoque a nuevas elecciones distritales de delegados.

Colectivos nuevos y calientes
Mientras se destaca y se reconoce como un proceso licitatorio histórico y transparente para la concesión del servicio urbano de pasajeros, la actual empresa prestataria viene analizando varias alternativas como para plantar dudas sobre el mismo. Una de ellas es presentar varias impugnaciones, la otra presentar algún recurso ante la justicia para que frene la adjudicación, y la otra es la de retirarse de la licitación y dejar la prestación del servicio a las otras dos empresas provinciales y victimizarse exponiendo de que cerraron una empresa obereña y beneficiaron a empresas posadeñas. Los directivos de la actual prestataria tiene decidido que no le van a hacer fáciles las cosas a los concejales, al ejecutivo municipal y ni al defensor del pueblo. «Esta no se la van a llevar gratis» habría manifestado uno de sus asesores.
Uno de los argumentos es la rápida y repentina aparición de las nuevas unidades de las empresas recorriendo las calles de la ciudad, exhibiéndolas en sus diferentes formatos, incluso con unidades adaptadas para el transporte de personas que se desplazan en sillas de ruedas. La muestra fue elogiada no solamente por los usuarios, sino bien vista por la población en general, llenando de elogios a la comuna, interpretando por lo que se podía visualizar que el llamado a licitación y de preadjudicación fue exitoso y beneficioso para los usuarios. Esta situación le dio argumentos para que los directivos de la empresa Capital del Monte cuestionaran el llamado a licitación, señalando que estaba todo decidido de antemano, porque ninguna empresa compraría unidades 0 kilómetro si es que no tienen la certeza de que le serán adjudicados los nodos y recorridos.
Por unanimidad la comisión decidió  preadjudicar los nodos o recorridos más amplios y que demandan más cantidades de unidades y kilómetros recorridos en primer lugar a la empresa Next Administradora de Nuevos Negocios S.A. Unión Transitoria, y en segundo lugar a la oferente empresa Tipoka S.A. y  preadjudicar a la Empresa Capital del Monte S.A., el menor de los recorridos en kilómetros y utilización de unidades
Las cuatro empresas que presentaron ofertas tendrán plazo hasta hoy viernes 10 para efectuar impugnaciones; luego la Comisión resuelve las mismas y el Ejecutivo deberá remitir al Concejo Deliberante la respuesta, con plazo hasta el miércoles 15 de junio. De no existir impugnaciones, la preadjudicación se envía al cuerpo deliberativo el mismo viernes, y previo a la resolución de la adjudicación, el Concejo Deliberante deberá llamar a audiencia pública.
En definitiva veremos por cuál de las alternativas decidirá la actual empresa prestataria del servicio, sabiendo que los usuarios no están a favor de ellos y han quedado encantados con la exposición de nueva unidades de las otras dos empresas. Esperemos que esto no termine en un interminable conflicto judicial, porque en el medio de ello, están los usuarios del transporte urbano.

Artículo visitado 24 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top