Cada 17 de mayo se conmemora el Día Mundial del Reciclaje. Una fecha instituida por la UNESCO y que busca concienciar a los habitantes del planeta de la importancia vital que tiene el reciclaje, para la sostenibilidad medioambiental global.

Recicla más y mejor

Día Mundial del Reciclaje 2022 La idea principal de esta celebración es sensibilizar a la población sobre los retos del reciclaje. Está señalada jornada es una oportunidad única para que todos tomemos conciencia de la necesidad que hay de llegar a cumplir el objetivo de ‘residuos cero.

Y esta es una meta que deberían compartir personas de todas las edades. Además de organizaciones, de todo tipo, empresas y entes públicos. La mejor manera de reducir los residuos que se producen en los hogares y las fábricas es reciclar materiales viejos que ya han sido utilizados. Este proceso permite preservar el medio y promover alternativas a favor del desarrollo sostenible.

Las 3 R

Uno de los pilares de este día es sin dudas la promoción de las 3R del desarrollo sostenible: reducir, reutilizar y reciclar. Por ello el Día Mundial del Reciclaje 2022 refuerza una vez más esta alternativa a favor de la economía circular. El futuro del planeta está en manos de aquellos que opten por un consumo más responsable. Y por los que reduzcan al máximo los residuos para preservar los recursos naturales.

Para conseguirlo es necesario hacer una clasificación muy esmerada de nuestros residuos, con el fin de poder depositarlos en los contenedores adecuados. Así conseguiremos que se multiplique la recuperación de materias primas. Cada gramo de estas materias implica que no se necesitará recurrir al empleo de nuevos recursos. Y eso ayuda a preservarlos para las futuras generaciones

En nuestro hogar tenemos tres tipos de elementos que debemos valorar. Aquellos que son esenciales y que se deben mantener. Los que son antiguos, pero pueden ser reparados o reutilizados de algún modo (reparándolos, donándolos o reasignándoles un nuevo uso). Y los artículos innecesarios que se deben reciclar. Este ítem incluye residuos de cualquier tipo y cualquier objeto al que no podamos darle otro empleo.

¿En qué objetos aplicar las 3R?

Cualquier tipo de objeto o producto usado que todavía se puede usar puede ser reciclado. La ropa de cama usada o los muebles viejos pueden ser donados a centros sociales, a refugios de animales o depositarse en un centro público de reciclaje. Este es también el caso de zapatos, ropa, tejidos de todo tipo, utensilios, accesorios, etc. O se pueden reparar y/o emplear para otros usos no convencionales.

Los relojes, teléfonos móviles, tabletas, lavadoras, robots, dispositivos eléctricos y electrónicos averiados pueden repararse y de ese modo les damos una segunda vida antes de desecharlos. E incluso si ya no se pueden usar, algunos elementos y componentes aún se pueden recuperar. Lo mismo se aplica a las baterías y a las pilas. Los que no sirvan deben ser desechados de forma correcta para evitar que contaminen el medio ambiente.

Plásticos, sobres, vidrio, papel, aceites usados, desechos orgánicos y mucho más deben ser reciclados, de forma que beneficiemos al medio ambiente y a nosotros mismos. Y no olvidemos que también es importante reciclar los medicamentos y sus envases. Los cosméticos, los limpiadores y demás productos químicos también deben ser eliminados correctamente.

Artículo visitado 18 veces, 1 visitas hoy

Econoticias


Categorías: Medio Ambiente Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top