El pasado martes 9, en la Casa de la Historia y Cultura del Bicentenario, realizaron la presentación de los operativos llevados a cabo en las viviendas particulares de vecinos que permitieron el ingreso a los agentes de salud para realizar la tarea del Levantamiento Rápido de Índices de Aedes aegypti.

Durante los días 18 a 21 de octubre, el municipio de Oberá realizó el Levantamiento de Índices Rápidos de Aedes Aegypti (LIRAa). Los agentes de Salud del Gobierno de la Ciudad de Oberá, del Instituto de Control de Vectores de la ciudad de Posadas y Promotores de Salud de las Direcciones de Zona Capital y Zona Centro Uruguay, efectuaron la visita de un total de 1.373 residencias y 99 terrenos baldíos. Del total de residencias, 1.074 (78,22%) se inspeccionaron y trataron efectivamente, 230 (16,75%) se encontraron cerradas al momento de la visita y, en 69 (5,03%) residencias no fue permitido el ingreso para la inspección.

Las muestras de larvas de Aedes aegypti se utilizaron para estimar el Índice de Breteau (IB), el cual indica la situación de riesgo para la transmisión de dengue. El valor estimado fue de IB=10,45, valor considerado de alto riesgo. Recordamos que en el LIRAa edición 2020, realizado también en el mes de octubre, el índice fue de IB=2,92. El alto índice obtenido en la última edición se debe al régimen de lluvias del último período, y a la gran cantidad de recipientes que se deja disponible para la proliferación del mosquito. Cabe resaltar que aún no eliminamos criaderos de manera satisfactoria para evitar un próximo brote.

Considerando los tipos de recipientes positivos, se observaron predominancia de depósitos móviles (B: baldes, planteras, macetas, frascos) y aquellos a nivel del suelo (A2: tanques, tambores, barriles), seguidos por neumáticos (D1), recipientes posibles de retirar, eliminar y proteger (D2: chatarras, recipientes varios para descarte) y depósitos fijos (C: piletas, canaletas, inodoros en desuso) (ver Figura).

Se recomienda que aquellos depósitos no indispensables, sean descartados; y en el caso de ser indispensables, sean cubiertos, sellados, protegidos y lavados; y en última instancia tratados con larvicida. Un depósito sellado es aquel que no contiene aberturas mayores al tamaño de un mosquito adulto. Además, el lavado debe realizarse fregando los recipientes evitando la permanencia de huevos adheridos en las paredes. Se debe tener presente que las medidas más efectivas para controlar la proliferación del Aedes Aegypti son las realizadas por la población en sus domicilios, de forma permanente por lo menos una vez por semana y posterior a las lluvias.

Dicha presentación estuvo a cargo por el director de Saneamiento Ambiental, MV. Herbert Castellanos que junto a su equipo de trabajo dieron a conocer estos resultados. En la oportunidad estuvo presente el Intendente, Dr. Carlos Fernández quién felicito por el trabajo llevado a cabo e insistió en fortalecer estas tareas de prevención. También estuvieron en representación de Salud Pública de la Provincia, el subsecretario de salud, Héctor Proeza; el director provincial de Saneamiento Ambiental, Fabián Zelaya; el director de Zona Centro Uruguay de Salud, Horacio Mielniczuk. Así mismo, participaron Concejales de la ciudad de Oberá y medios de comunicaciones.

Artículo visitado 15 veces, 1 visitas hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top