Icono del sitio OberaOnline

Deciden los indecisos y los que no fueron a votar

Las consultoras tienen acostumbrados a los electores a justificar los días posteriores a las elecciones el porqué fallaron en sus pronósticos sobre los resultados electorales, y la justificación es que los electores están enojados, defraudados de la política, de los políticos y de los gobiernos; y la única herramienta con la que cuentan para manifestar su opinión de aprobación o no, y también el mal humor es el voto. Más allá que voten en contra de sus propios intereses. Luego de las PASO, ocurrieron muchas cosas y se dicen otras tantas y las consultoras anuncian derrotas, triunfos y empates técnicos, así como habían anunciado el triunfo del oficialismo en las PASO y ocurrió lo contrario. En Misiones la campaña tiene sus características propias pero no alejadas de la famosa grieta nacional y que a diario se busca instalar en la provincia y que de alguna manera u otra igualmente está infectada intencionalmente y por conveniencia electoral.
En juntos por el Cambio están entusiasmados por el resultado en las PASO, el Frente Renovador busca recuperar los votos que obtuvo en las legislativas del 6 de junio, mientras les pide mayor compromiso a los intendentes y busca convencer a los indecisos y a los que no fueron a votar de la importancia de ser un partido provincial y no depender de los montados partidarios de los partidos nacionales y centralistas, para ello sigue marcando distancia y diferencias con el gobierno nacional. El Frente de Todos tiene todo en contra, los medios y periodistas militantes de Juntos por el Cambio que critican hasta como mueve las manos la actual vice presidenta Cristina Fernández De Kirchner, sumado a ello la interna kirchnerista misionera, en donde dicen que no aparecen en la campaña ni Cristina Brítez ni Martin Sereno, enfrentados con Héctor ¨Cacho¨ Bárbaro. El partido obrero y la derecha libertaria no tienen mucho espacio en los medios porque los recursos son escasos y las pautas publicitarias son caras, lo que complica la llegada a los medios de comunicación.
En el Frente Renovador buscan achicar el resultado y la tendencia adversa en las grandes ciudades y ampliar la base de votos en localidades más alejadas de los grandes centros urbanos, en los lugares donde no llegan los candidatos de Juntos por el Cambio ni tampoco la militancia mediática es fuerte como sí lo es en los grandes centros urbanos.
En el oficialismo provincial se observa un fuerte trabajo político electoral de sus principales actores y en apoyo a la candidatura a diputado nacional del intendente obereño Carlos Fernández, y a Claudia Gauto, con la presencia del Gobernador Oscar Herrera Ahuad, en su carácter de gobernador pero fundamentalmente de militante en diferentes actividades festivas en varias localidades de la provincia,  al igual que el vice presidente de la legislatura provincial Hugo Passalacqua, manteniendo encuentros y reuniones con agrupaciones sociales, vecinos y visitas a emprendedores y sectores religiosos para hablar de la importancia que tiene para la provincia contar con la mayor cantidad de legisladores nacionales en el congreso nacional, y que sean de un espacio político provincial que no depende de los mandatos de los grandes partidos nacionales que siempre terminan marginando a las provincias periféricas como ocurre actualmente.
En campaña y para marcar diferencias entre legisladores que responden al bloque misionerista y en contraposición a los que pertenecen al bloque nacional de Juntos por el Cambio, desde la renovación plantean que es extraño que ni el diputado Luis Pastori, quien hace ocho años que es legislador nacional o lo hermanos Humberto y Alfredo Schiavoni, aparezcan en la campaña, ni en los afiches apoyando la candidatura a diputado nacional Martín Arjol, demostrando y hablando de los logros que obtuvieron o no como legisladores nacionales en beneficio de los misioneros, ironizan en la campaña desde el oficialismo provincial. Sumando también a las críticas y cuestionamientos a los diputados nacionales del Frente de Todos Cristina Brítez y Héctor Bárbaro.
Desde JxC, buscan transmitir el triunfalismo a sus militantes y a los electores, principalmente a los indecisos y a quienes no fueron a votar. Obviando existe un detalle no menor de que en las  elecciones primarias disputaban una interna con cinco listas, lo que les daba  una mayor e importante presencia en los medios y en las redes sociales, cubriendo gran parte del electorado, y hoy de cinco alternativas diferentes se reduce a una sola en la candidatura a diputado nacional del concejal Posadeño Martin Arjol. La campaña en JxC no tiene la misma presencia, amplitud y dimensión que en las PASO, porque Gustavo Gonzales, y su gente siguen sangrando por las heridas de la interna y los dirigentes y ex candidatos del PRO no están en las listas y además ya se desató la carrera con vistas a las elecciones del 2023 y un triunfo radical en Misiones achica el margen de maniobra del  PRO. Además, ya está la interna por la carrera presidencial entre el radical Facundo Manes, y el intendente de Capital Federal Horacio Rodríguez Larreta, y Mauricio Macri, quien quieren evitar que llegue a Misiones para apoya la candidatura de Arjol, posiblemente lo harían otros dirigentes del PRO, para decir que están Juntos por el Cambio y para ponerle un freno al gobierno nacional.

El ánimo es distinto a las PASO ¿Algo distinto puede pasar?
La disminución de los contagios y muertos por el covid 19 permitió después de las PASO una mayor apertura un poco obligada por el resultado adverso del oficialismo y la necesidad de la reapertura de varias actividades económicas y la recuperación de las que resistieron la crisis producto de la pandemia, que importa mucho si afectó a la economía de todo el  mundo, lo que importa es la economía local y doméstica en particular. La apertura era también necesaria para el cambio de ánimo de la gente, para que pueda socializar, salir divertirse, distraerse y reencontrarse con la vida a la que estaba acostumbrada antes de la pandemia, y así salir del largo encierro y la presión de las restricciones.
La mayor apertura no solo trajo alivio, sino que permitió que la campaña electoral fuera diferente en la cercanía con la gente, el cara a cara; la que tiene acostumbrada en particular a los sectores populares y que se dio en el regreso a la normalidad con la realización de fiestas populares que fueron exitosas y convocantes, se observa que el ánimo de la gente y de los electores es muy diferente al de las PASO, y algo distinto puede pasar.
En Juntos por el Cambio, incorporaron a la campaña la presencia de figuras nacionales como la presencia del diputado nacional Mario de Negri, el gobernador, Gustavo Valdés, y el candidato a diputado nacional de Juntos, Facundo Manes, en apoyo a la candidatura de Martin Arjol, dando lugar a la permanente diferenciación que realiza el oficialismo provincial de que los candidatos del Frente Renovador defenderán y serán la voz de los misioneros y no los intereses de los partidos del centralismo porteño como lo repite en todos sus discursos el candidato renovador Carlos Fernández.
En el caso del Frente de Todos, no esperan ninguna visita ni apoyo presencial desde el gobierno nacional, que maneja encuestas y sabe que Issac Lenguaza, estaría estancado en las cifras que obtuvo en las PASO, incluso algunos puntos menos; y ante este panorama por la disputa de un diputado más a nación le conviene resignar a favor el gobierno provincial antes que el sector macrista logre dos bancas nacionales.
En el Frente Renovador esperan que no lleguen visitas de funcionarios nacionales a Misiones antes del 14 de noviembre, incluso tuvo muy poca difusión la presencia de la Ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti en Puerto Iguazú, en donde visitó el Instituto Nacional de Medicina Tropical y lanzó el Plan Nacional contra el Dengue, y se comprometió con el gobernador Herrera Ahuad, a eliminar el examen de PCR para el tránsito vecinal fronterizo.
El gobernador Oscar Herrera Ahuad, señaló que estas elecciones de legisladores nacionales serán una evaluación de gestiones tanto en lo nacional como provincial y municipal, con ello busca comprometer a los intendentes en tratar no solo de ganar en sus municipios y tratar de sacar la mayor cantidad de votos posibles, sabiendo que las gestiones de gobierno se fortalecen con los triunfos electorales y se debilitan con las derrotas. Y en la lectura electoral de cuando se cuenten los votos tradicionalmente se dice: ¨Tal o cual intendente ganó o perdió en su pueblo¨. Pero la bajada de línea para el trabajo de militar y buscar el voto a favor de la renovación es para todos los funcionarios que no están funcionando ni en la gestión ni en la militancia política, a la cual le están observando y le van a pasar factura, en particular los intendentes a quienes se les están pidiendo que pongan el hombro para que el oficialismo provincial se asegure la victoria el 14 de noviembre.

Artículo visitado 12 veces, 1 visitas hoy
Salir de la versión móvil