Este mediodía, los efectivos de la Comisaría de la Mujer en conjunto con la división Drogas Peligrosas, incautaron 50,977 kilogramos de marihuana que estaban en una vivienda.

Todo inició, cuando el implicado se presentó en la Comisaría junto a su pareja y ésta relató que la misma posee problemas familiares en la casa de sus padres. Mediante averiguaciones realizadas, los uniformados establecieron que ambos poseían una prohibición de acercamiento aún vigente.

Ante esto, el joven fue aprehendido. En esas circunstancias, el señalado manifestó que sufría de ataques epilépticos y que necesitaba de la medicación que tenía en su domicilio. Por esta razón, una patrulla se dirigió hasta el vecindario con el mencionado, donde el mismo sacó 3 bolsas del interior de la casa e hizo entrega, la cual contenía dentro varios bultos rectangulares.

Es por esto que, los agentes solicitaron la colaboración de los especialistas antinarcóticos de la Unidad Regional II, quienes realizaron el test de rigor a 51 panes y fue positivo para cannabis sativa.

El Juzgado Federal de Oberá, ordenó la notificación de la causa al implicado y su detención.

Artículo visitado 69 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top