Esta semana delegados de ATE van a informar a sus bases sobre los resultados de las negociaciones salariales con el Ejecutivo de Oberá.

El secretario de ATE, Víctor Paredes, dialogó con una emisora radial obereña, en el programa que conduce Tony para explicar cómo viene la negociación económica, la cual, explicó no es la esperada.

“No hablamos únicamente del salario, vamos a seguir insistiendo en los acuerdos para que quienes están trabajando con los planes pasen a tener un contrato, y quienes están en esa condición pasen a planta permanente”, sostuvo en tanto Paredes quien más allá del tema incremento en los haberes resaltó otro logro de la entidad gremial que dirige: este mes 350 empleados van a ser recategorizados y habrá un bono para los empleados municipales.

“Hasta ahí venimos bien. El problema es el salario, primero nos ofrecieron un 8%, lo cual es insuficiente y se lo transmitimos al intendente y llegamos a una propuesta del 10%, que en principio estuvimos de acuerdo, pero cuando nos dijeron que la referencia para aumentar era el sueldo percibido en enero, ahí comenzó el enojo porque en vez del porcentaje acordado el incremento real no supera el 7%”, apuntó Paredes.

“El equivalente de lo que pretenden aumentar es de dos kilos de carne, ¿qué hace un empleado municipal con eso?. Sabemos que la cosa está mal, que ningún sueldo alcanza, pero también es entendible el enojo de los compañeros porque el monto del aumento no sirve”.

Para el dirigente gremial, el malestar tiene razón de ser y afirmó que seguirá “dando la cara en la lucha”.

“No sirve un aumento del 10%, mañana (por hoy) a las 6 de la mañana vamos a tener una nueva asamblea”, contó sobre la consulta a los trabajadores sobre las medidas a tomar.

Enfatizó Paredes: “No quieren el aumento con la base de enero, si bien hoy lo que se percibe tampoco es mucho, lo de enero está demasiado lejos, seguimos sin estar cerca de ganarle a la inflación. El pedido de los trabajadores municipales es claro”.

Y agregó: “La oferta que nos hicieron ya se rechazó rotundamente, los trabajadores queremos que de acá en adelante las cosas vayan mejorando, no empeorando y así sería si nos dan un 10% con referencia a enero, hay enojo”.

 

“Los ánimos no están bien”

En la charla con los medios el gremialista Víctor Paredes dejó en claro que los trabajadores no tomaron nada a bien la forma de liquidación del incremento salarial negociado y es posible que de la asamblea prevista para hoy a partir de las 6 de la mañana se defina alguna medida de fuerza.

“Yo no voy a hacer nada ni a firmar nada a espaldas de mis compañeros, necesito el consentimiento de la asamblea para avanzar en los acuerdos, porque ese es mi trabajo: representarlos”.

“En vez de ayudarnos a avanzar, nos están haciendo retroceder con las ofertas y es entendible que mis compañeros están con lo ánimos bastantes caldeados”, deslizó Paredes.

Artículo visitado 27 veces, 1 visitas hoy

Primera Edición


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top