La Defensora del Pueblo, Patricia Nittmann recorrió con vecinos el asentamiento conocido como El Progreso a los fines de registrar las faltas de obras públicas y servicios básicos para más de 50 familias que viven en ese lugar.

Los vecinos, quienes días antes hicieron una presentación formal por escrito a la Defensoría del Pueblo solicitando urgente intervención ante el Municipio obereño, para que el mismo realice la apertura de calle a los fines de que la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá pueda proceder a colocar los postes de luz y así las familias accederán a la energía eléctrica en forma legal.
También manifiestan la necesidad de contar con una o dos canillas públicas dado que actualmente se abastecen de distintas vertientes de agua, las cuales en su mayoría se encuentran contaminadas.
Se pudo constatar que desde la última visita realizada al lugar (06/2020) se ha incrementado el número de familias que viven allí. Resultando un mayor número de personas afectadas.
Artículo visitado 37 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top