Reclaman por supuestos malos tratos y la falta de atención a presuntos pacientes con COVID-19. Familiares marcharon hoy hasta el Tribunal Penal y entregaron un petitorio.

Alrededor de 150 internos de la Unidad Penal II de Oberá iniciaron en las últimas horas una huelga de hambre en reclamo por supuestos malos tratos que reciben por parte de los agentes de seguridad y la presunta falta de atención a pacientes con COVID-19 positivo.

Paralelamente, un grupo de familiares autoconvocados de los internos marcharon este jueves en Oberá hasta el Tribunal Penal Uno, donde se reunieron con el Juez Francisco Aguirre y le entregaron un petitorio para que revea esta situación.

Venimos a presentar un petitorio al Tribunal para que se revean la causa de los que tienen condicional para que salgan. Además, denunciar la atención médica que está haciendo falta, porque hay muchos que están enfermos de COVID y hasta ahora solo están tomando pastillas (Ivermectina), y no hay ningún médico que haya ido a verlos, inclusive un interno ya falleció ahí“, denunció Ramón, familiar de uno de los internos.

Cabe señalar que un recluso de mayor de edad efectivamente falleció en la cárcel de Oberá hace pocos días, aunque las autoridades aclararon que su deceso se debió a un problema coronario y no producto del coronavirus.

También la comida, la higiene, no dejan entrar mercadería y supuestamente le dan la comida, pero les dan como agua nomas. Para recuento les sacan desnudos sin nada, les torturan, les castigan. Ellos estaban de huelga de hambre y el Jefe llegó y les amenazó a todos y que si no levantaban la huelga iba a trasladar a todos ¿y a dónde los va a trasladar?“, continuó Ramón.

Por otro lado, el familiar contó que hay malestar porque actualmente están imposibilitados de comunicarse con los internos, ya que las visitas están suspendidas.

Es que hace unas semanas atrás se dio un brote de COVID-19 en esta prisión, que afectó tanto a personal penitenciario como a los internos. A raíz de esto, todas las actividades educativas, deportivas y recreativas de los internos, así como las visitas y las salidas transitorias, quedaron suspendidas.

Luego de entrevistarse con el juez Aguirre, este les aseguró a los familiares que a partir de la semana que viene se retomarían las visitas y que los médicos están atendiendo a los pacientes con COVID-19, según relató Ramón.

Mientras tanto, el Gobierno de Misiones continúa con la vacunación contra el coronavirus en cárceles de Misiones, siguiendo los lineamientos de priorizar a la población según grupo etario y factor riesgo de los reclusos.

Artículo visitado 28 veces, 1 visitas hoy

Diario Primera Edición


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top