Agenda cultural
Un reencuentro a través de la lectura con una escritora chaqueña de nacimiento, que nos ha visitado varias veces, Myrtha Magdalena Moreno, esta vez en la Edición 39 /2016 de la Feria, con su libro de relatos Urbana Diaria Errabunda. Este original título se lo da un cuento premiado en un concurso del Centro de Jubilados de Posadas, (“Palabras que brillan”) con el primer premio y está dentro del capítulo MUJERES. Esta segunda parte o capítulo lo inicia “Urbana” honrando el premio recibido, pero los relatos de las demás “mujeres” no le vienen a la zaga en interés y provocan sentidas emociones, porque son mujeres que han pasado por duros momentos de una realidad que, al describirla, la reconocemos y también nos duele. Aunque en contraposición, nos encontramos con la historia de una mujer común venida en Princesa, por arte de magia, o de la imaginación de la escritora. En cambio Urbana es toda picardía y audacia, y es consciente de que ha llegado el momento de disfrutar de su libertad, lo que inicia haciendo pequeños recorridos en los colectivos de la ciudad donde va descubriendo barrios y lugares que nunca conoció. Luego encuentra la posibilidad de escapar a la vigilancia familiar -que duda que pueda valerse por si misma- y la oportunidad de tramar un viaje más largo, a otras ciudades, como Puerto Iguazú, para reencontrarse con una vieja amiga que, como ella, quiere disfrutar de esa hermosa sensación de libertad total… porque viaja sin decir a la familia adonde va y sin preocuparse del problema que va a ocasionar su desaparición. El libro tiene también un capítulo con emocionados relatos sobre “ simples mascotas” que, en realidad son “más que simples mascotas” que dan lugar a recuerdos de familia , del “Jefe Moreno” y de sus hermosos perros ovejeros Lobo y Dalí. En la primera parte del libro, Myrtha habla de su vida en la infancia y adolescencia, recuerdos que por ocurrir en su lugar natal, se graban para siempre en la memoria. Su traslado a Misiones ya siendo docente, la llevan a El Soberbio, Colonia Flora -Puerto Leoni- para por fin recalar en Posadas. “Aquí eché raíces y mi corazón se dividió en dos: amo las dos tierras, una gris, otra roja”, expresa. Y aquí también es donde despierta su vocación de escritora, y así va publicando otros libros. En 1979 “Sentires que quieren ser poemas”, (dos ediciones). En 2002 “Angeles”. En 2010 este libro fue rebautizado como “Angeles, conviviendo con el Síndrome de Rett” que fue un libro escrito desde su condición de abuela que debe aprender a reconocer y a vivir con un síndrome desconocido que padece su pequeña nieta. En el año 2011 publica “Ellas”. En los años 2013, 2014 y 2015, publica con dos escritoras amigas, Elsa Fabiana Canteros y Susana Ramírez Barrios,, “A la una, a las dos, a las tres”. Y le siguen otras publicaciones en colaboración con otros escritores. (Editó Ediciones Misioneras / 2016).

Artículo visitado 7 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top