GUARANÍ. En un procedimiento concretado ayer viernes en horas de la noche, la policía detuvo a un hombre de 40 años, por ocasionar molestias en el barrio Copetegla.

Fue un vecino, quien solicitó presencia policial en el lugar.
Allí acudieron los uniformados y constataron la presencia del hombre en evidente estado de ebriedad. Este al notar la presencia de los efectivos, profirió insultos a los mismos.
Pese a la solicitud de que desista de su actitud, hizo caso omiso y finalmente fue detenido, además retuvieron la motocicleta en la que se movilizaba.

Luego de ser examinado por el médico policial en turno, quedó a disposición del Juzgado de Paz local.

Artículo visitado 20 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top