Los de Juntos por el Cambio quieren repetir el triunfo del 2017, en un tiempo político diferente y en plena ola triunfalista del macrismo, oportunidad en la que lograron triunfar por poco margen en las candidaturas legislativas y perdieron por pocos votos la defensoría del pueblo, en aquel momento tenían tres sublemas y hoy tienen nueve sublemas -dos más que el Frente Renovador- que competirán por la defensoría del pueblo, es decir que multiplicaron por tres sus posibilidades electorales ¿Le dará resultado a la oposición la estrategia de haber presentado tantas candidaturas? ¿Se deja de lado el concepto de calidad por cantidad?
Dependiendo del resultado electoral, y si logra triunfar la gente de Juntos por el Cambio, no discutirá ni cuestionará la legitimidad y representatividad de quienes resulten electos, porque jugaron con la herramienta electoral vigente, lo que es legítimo y lógico, pero seguramente seguirán cuestionando la ley de lemas y sublemas que se verá como contradictorio por el sentido de oportunidad. Lo verdaderamente interesante será escuchar la argumentación y análisis, si JXC obtiene un resultado adverso a pesar de ser el frente con mayor cantidad de sublemas y candidatos a la defensoría del pueblo
Siempre desde el sector del radicalismo y de los partidos de oposición, se pusieron reparos en el uso o mal uso de la ley de lemas, que es utilizada como herramienta electoral con el pretendido argumento de que amplía la participación electoral de todos los ciudadanos, y se les quita a los partidos políticos la autoridad o el monopolio de designar candidatos por consenso o por elecciones internas en las que se terminan definiendo en función a estructuras y poder económico.
Oberá tiene sus particularidades, al igual que Posadas, Eldorado e Iguazú, localidades en las que la penetración de los medios nacionales tiene una gran incidencia en temas de la agenda nacional y cuestiones de las peleas políticas entre JxC y el gobierno nacional y que terminan teniendo su repercusión en las ciudades con mayor población. También juega un papel importante el nivel de ingreso de la población, dado que a mayor nivel de ingresos la gente se inclina más a la derecha y pone siempre reparos al Estado por la carga tributaria que debe afrontar.
A la campaña electoral le estaba haciendo falta movimiento, porque con la presencia en las redes sociales no alcanza, la gente no está acostumbrada y el oficialismo tiene necesidad de mostrar su gestión de gobierno en áreas sensibles como la salud, educación y en infraestructura. En la semana la presencia de candidatos a diputados por el oficialismo se hizo notar en la ciudad de Oberá, no solo en forma mediática, sino en visitas institucionales y algunas barriales, de manera tal de marcar presencia política y no permanecer distantes.
Lo que se observa en todos los frentes electorales es que el mayor movimiento lo generan los candidatos con mayores chances electorales, en tanto otros asumen su rol de que están para sumar votos y, a la hora de sumar no importa si son 300 o 700 votos, la cuestión es sumar y buscar restar a los lemas más fuertes.
Es claro que el centro de la escena electoral lo está ocupando el Frente Renovador, en su carácter de oficialismo. El frente de Juntos por el Cambio y Frente Encuentro Popular Agrario Y Social Para La Victoria, que al tener espacios de poder en organismos oficiales y financiamiento desde el kirchnerismo a nivel nacional, no están logrando el nivel de acompañamiento que esperaban, evidentemente el alto porcentaje de imagen negativa y de disconformidad con el que carga el gobierno nacional los afecta en este momento en la campaña electoral en la provincia.

¿Estarán los candidatos interpretando las demandas y anhelos de los misioneros?
Muchos han puesto la mirada en lo ocurrido en Chile en las elecciones convencionales constituyentes, donde el oficialismo sufrió una dura derrota que llevó al presidente de Chile, Sebastián Piñera, a interpretar el resultado electoral señalando que ni el Gobierno ni los partidos tradicionales están «sintonizando adecuadamente con las demandas y anhelos de la ciudadanía».
«Estamos siendo interpelados por nuevas expresiones y liderazgos. Es nuestro deber escuchar con humildad y atención el mensaje de la gente y esforzarnos por interpretar y responder mejor a las necesidades, anhelos y esperanzas de los chilenos»; señaló Piñera
Si bien la situación de Chile es diferente a la Argentina y las demás son de una mayor presencia del estado como un mayor acceso a la salud, educación entre otras cuestiones, en nuestro país también hay una demanda social insatisfecha; estamos en esos momentos en los que la dirigencia política debe no solo escuchar y estar cerca de la gente, sino aportarle soluciones y contención y certezas sobre el futuro inmediato.
Si bien el gobierno provincial tiene como premisa estar cerca de la gente escuchando y resolviendo sus problemas, nunca se sabe si esas respuestas son suficientes, porque hay mucha gente enojada, de mal humor, algunos que piensan que la pandemia es un invento argentino o mundial, otros que se manejó mal la cuestión sanitaria y que dañó a la actividad económica y la culpa de todo lo tienen los gobernantes; es por ello que en esta campaña se muestra mucho más a los candidatos con mayor frescura en la política, sin militancia, que están en las listas para que no signifiquen una carga visual para los oídos y vista de las personas, y el electorado haga otro tipos de lecturas y no la de la reiteración de nombres en las listas políticas.
Seguramente este es el motivo por el cual la mayoría de los frentes electorales tienen candidatos jóvenes en las diferentes listas y categorías para no usar nombres desgastados, con la necesidad de que estas personas nuevas y que ingresan a la política sean el sostén de varios dirigentes desgastados en el poder.
En la noche del 6 de junio los electores con su voto dirán quienes son los que han interpretado y entendido las demandas y anhelos de los misioneros.

Artículo visitado 66 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Columnas de Opinión

Un comentario en “¿Habrá sorpresa electoral en Oberá?

  1. jorge

    Poco y nada se sabe del trabajo de un defensor del pueblo, a mi juicio falta protagonismo o acción propia de los funcionarios que fueron designados por el voto popular. Sirven para algo?

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top