Ayer en horas de la tarde, fueron detenidos dos hombres, de 28 y 59 años respectivamente por ocasionar molestias y arrojar piedras a la vivienda de un vecino de la calle Río Cuarto de esta ciudad.

La policía fue alertada a través de una llamada telefónica sobre la situación y de inmediato integrantes de la Patrulla Motorizada acudieron al sitio.

Allí, constataron la presencia de los sindicados en evidente estado de ebriedad, quienes efectivamente arrojaban piedras hacia la morada del requirente.

Ambos fueron detenidos y luego de ser examinados por el médico policial en turno fueron puestos a disposición de la Justicia.

Artículo visitado 24 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top