Víctor Márquez (46) y Graciela Florentín (48) se mudaron de Buenos Aires a Oberá en busca de un lugar tranquilo para criar a sus hijos, pero nada salió como pensaron. Desde hace medio año padecen la constante agresión de un grupo de vecinos que los agreden con palos, piedras y amenazan con quemar su casa.

Los damnificados residen en el Barrio Osorio y radicaron varias denuncias ante la Seccional Segunda de Oberá, aunque hasta el momento no obtuvieron ninguna solución y el problema persiste.

“Los viernes empiezan y no paran hasta el lunes. Hay hombres y mujeres. Toman, se drogan y molestan a los vecinos. Se agarran con nosotros porque dicen que somos porteños. Ya hicimos denuncias en octubre, diciembre y a principios de febrero, pero no pasa nada. Los filmamos porque pensamos que con eso tendríamos pruebas de lo que decimos, pero parece que para las autoridades no alcanza. No sé qué esperan. Que nos quemen la casa o maten a alguno de la familia, pero ahí será tarde”, alertó Florentín.

Aseguró que en una ocasión su marido enfrentó a los agresores, pero se vio superado en número y resultó herido. En otra ocasión una piedra alcanzó a su hija, que padece discapacidad.

“No les importa nada. A veces vienen con machetes y falta nada para que un día hagan un desastre. Lo único que nos queda es encerrarnos. Nos rompieron todas las ventanas de la casa, aboyaron nuestro auto. Pero son cosas materiales. Lo que nos preocupa es la vida”, remarcó la denunciante.

Asimismo, según las correspondientes denuncias, los acusados fueron identificados como Walter V., Adrián V., Silvio G., Darío C., Eliseo C., Omar B., Miriam D. S., Norma D. S., Paola D. L. y Jorge C.

Artículo visitado 94 veces, 1 visitas hoy

Diario El Territorio

www.elterritorio.com.ar


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top