En esta nueva modalidad de estafa los delincuentes fijen hacer erróneas transferencias de dinero al intentar comprar ciertos productos, y luego usan esa excusa para robar los datos de las víctimas, hasta obtener préstamos en su nombre.

Muchas personas utilizan sitios de internet, como Marketplace de Facebook u otros similares para vender sus cosas. Esta nueva modalidad de estafa en la que están siendo víctimas muchas personas desprevenidas, consiste en que el supuesto interesado en el producto, cuando se contacta para cerrar la operación, generalmente por WhatsApp o telefónicamente, al solicitar el CBU para realizar la transferencia del dinero que vale el producto, “se equivoca en un cero” y supuestamente “transfiere” a la cuenta un importe superior. Este importe suele no reflejarse en la cuenta, y mediante artilugios el estafador convence a la persona de que se ha trabado la operación y necesita que le devuelva el dinero. Para esto le solicita a la víctima que vaya a un cajero y, mediante la guía de un supuesto empleado bancario, le solicita el token de la cuenta, pudiendo luego acceder totalmente a la misma, vaciándola e inclusive solicitando un crédito a su nombre. De esta manera, la víctima pierde su dinero y además se queda con un préstamo a pagar por meses.

Algunos testimonios

Jardín América: Quiso vender un trailer y fue estafada por unos supuestos compradores

Una mujer de Jardín América fue estafada por una suma de más de 460.000 pesos en una operación relacionada a la venta de un tráiler de moto. Lorena B. comentó a El Territorio que simulando la compra, los delincuentes pidieron un CBU para transferir el dinero.

 

«Mi pareja no tiene cuenta bancaria así que yo les pasé mi CBU y ellos supuestamente querían asegurar la compra. Cuando dijeron haber hecho la transferencia, vemos el home banking y no lo hicieron, entonces a pedido del comprador fuimos al cajero a verificar y nos había dicho después de las 19. Nosotros miramos a las 20.30 y había una parte de la transferencia, no el total», destacó.

 

Lorena manifestó que llamaron al supuesto comprador, «ellos ya tenían bien estudiado porque no se puede pedir ayuda después de las 20». A continuación la mujer contó que a las 20.30 estaba parte de la transferencia y al hablar con el supuesto comprador le pidió el token de seguridad para hacer una transferencia diferenciada.

 

«Yo desconfié pero lo hice, al final con ese tocken le habilité el ingreso a mi cuenta y todas las operaciones del Banco sin yo saberlo y solicitaron un préstamo por mí, con mayor margen de endeudamiento con 461.315 pesos y transfirieron a otra cuenta», se lamentó Lorena y agregó que todo sucedió en poco tiempo, cuando se volvieron a fijar la cuenta, ya existía la deuda.

 

Lorena es docente y expresó que no tiene los recursos para afrontar la deuda que ahora tiene con la entidad bancaria, «ellos solicitaron un pronto Cash ipréstamo que se acredita automáticamente vía online y transfirieron el dinero a otras cuentas».

 

«Siempre miraba en las noticias como estafaban y no entendía como caían en el cuento del tío, ahora me tocó a mí. Los delincuentes usaron esta pandemia para entrenarse y estafar», refirió.

 

Para cerrar la víctima de estafa reflejó que la venta lo querían hacer de buena fe y actuaron ingenuamente. Ya hicieron la denuncia en la policía y cerró su cuenta bancaria. Pidió también a la comunidad tener cuidado para que no le sucedan lo que le pasó a ella. (Fuente: Diario El Territorio)

En Oberá quiso vender un celular y casi lo estafaron

“Resulta que puse un celular a la venta en Marketplace de Facebook, se contacta conmigo un interesado de La Rioja (supuestamente), le interesa el articulo y el precio, me pide que averigüe cuanto sale el envió, averigüé y estuvo conforme, nos comunicábamos primero por el chat, luego por whatsapp. Al solicitarme el cbu para hacerme la trasferencia, supuestamente me la hace, pero «se equivoca en un cero», eran $36.000, y puso $360.000. Me mandó una captura de pantalla de lo que había transferido mal (muy trucha sin datos de banco ni sus nombres). Como yo había escuchado que hay una estafa en la que se equivocan en un cero, decidí no contestarle más, me insistía llamándome como para que le devuelva el dinero (que no estaba reflejado en mi cuenta), pero no le contesté más, luego dijo que consiguió «congelar» la transferencia. Por lo que leí, es el comienzo de una estafa que puede ir por dos caminos, uno si no deposita efectivamente el monto que dice, continúa con que te llaman supuestamente del banco y te instan a ir a un cajero con unos códigos para «destrabar» la equivocada transferencia, ahi entran a tu cuenta y te sacan todo. El otro camino (que creo me estaban por ensartar a mi) es que te depositan efectivamente esa suma, que obtienen de un crédito que sacan a tu nombre, vos le devolves la diferencia por lo que vendiste, y te quedas pagando la deuda de ese crédito y sin la plata!.”

En otros lugares del país también

Una vecina de Bariloche denunció que también fue estafada con la misma modalidad, solo que ella vendía una notebook, a 20.000 pesos. Al igual que en los otros casos, una persona se mostró sumamente interesada en comprar la computadora y le pidió los datos para hacer una transferencia bancaria.

Después de hacer la supuesta transferencia, el comprador la llamó para contarle que le había hecho mal la operación y le había depositado 200.000 pesos.

A este caso se le suma la aparición de un supuesto representante del banco, quien le brindó indicaciones a la mujer para hacer la devolución.

“Yo estaba en un momento de mucha vulnerabilidad con mi hijo en la guardia. El CBU que le había pasado a esta persona para que me pague lo de la compu era de mi mamá, entonces, ella fue al cajero”, relató la mujer a ese medio y siguió diciendo: “Lo que me resultó raro es que era domingo, pero me dijeron que había un call center las 24 horas dedicado solamente a este tipo de situaciones”.

El supuesto empleado le señaló que sólo tenía un corto plazo para la cancelación, el cual era de media hora. Como si fuera poco, el falso comprador le manifestaba que esa transacción le podía traer problemas con su esposa. “’Mi esposa me va a matar, es muchísima plata, necesito que por favor me la transfieras’, me decía por mensajes”, comentó.

Una vez en el cajero, la madre de damnificada siguió los pasos del supuesto banquero. La mujer veía 200 mil pesos de más en su cuenta y le pidieron que los distribuyera en otras tres tarjetas. Un dato importante es que solicitaron que las cuentas fueran del banco Galicia, Patagonia y Macro. Por este motivo la mujer llamó a su pareja y a una amiga de su hija para transferir el monto “que les habían transferido de más”. A cada una de las personas le pidieron cambiar la clave de sus tarjetas.

Hasta ese momento, la operación parecía resulta sin problemas, pero todo se descubrió un día después. “La cosa fue al día siguiente cuando nos volvieron a llamar pidiendo una tarjeta más. Así que le pedí a una vecina que me diera una mano para terminar con ese problema pero decidí acompañarla al cajero. Ahí me di cuenta”.

“Primero le pidieron que saque el altavoz, se dieron cuenta que lo habíamos puesto, porque yo quería escuchar. Me puse cerca y fui escuchando. Como a los demás le pidieron el cambio de la clave. Resulta que ellos les decían qué clave poner. Y después le pidieron que transfiriera 13.000 pesos a un CBU, estaban viendo su cuenta porque era justamente lo que mi vecina tenía”, relató la mujer afectada.

Al final del día, la víctima corroboró que a su mamá y a su amiga no le habían podido quitar dinero porque no tenían fondos. Sin embargo, a la pareja de su madre le robaron 20 mil pesos de manera automática y sacaron un préstamo de 150.000 pesos a su nombre. A eso hay que sumarle el dinero que le quitaron a su vecina. “Todo lo voy a tener que pagar yo, estoy arruinada”, contó completamente triste.

“Son personas de córdoba, según me dijeron del banco. Vamos a ver si hay alguna posibilidad de que alguien se haga cargo o nos den un respaldo”, finalizó.

A esta mujer se le suma otra víctima que buscaba vender su microondas por las redes sociales. Otra vez, el comprador fingió haber cometido un error al hacerle la transferencia, asegurando que le había depositado dinero y que debía devolvérselo.

La mujer explicó que todo comenzó cuando ella puso a la venta su microondas en Facebook, por un precio de 2.970 pesos. Días después, fue contactada por un hombre, quien aseguraba estar interesado en el artículo.

Para hacer la comprar, el individuo le pidió a la mujer una cuenta de CBU para transferirle el total del dinero, pero después de unos minutos la volvió a contactar para manifestarle que había cometido un error en el depósito, enviándole 29.700 pesos.

Por este motivo se pusieron de acuerdo y la mujer se presentó en un cajero automático, donde telefónicamente recibió una serie de indicaciones para el “desbloqueo de la cuenta”, realizando la operación y retirándose a su domicilio con total tranquilidad. Cuando la mujer llegó a su hogar su panorama cambió por completo: recibió varios correos electrónicos, donde le informaban sobre una serie de operaciones realizadas su nombre, como un “cambio de clave” y de unas “transferencia exitosa”.

Dado que estos mensajes llamaron su atención, rápidamente revisó su cuenta bancaria y constató que le había sido robado la suma de 1.000 dólares. Allí también observó que habían realizado dos transferencias de 47.500 pesos y 70.000 pesos y que había solicitaron un préstamo de 118.000 pesos.

 

Algunas recomendaciones para no ser víctima de estos estafadores

  • Preguntar al comprador, nombres, apellidos y DNI, y asegurarse que efectivamente sea una persona real, por ejemplo, consultando los datos en el padrón electoral o Anses.
  • Dudar de personas que quieran comprar desde lugares muy alejados de donde uno reside, salvo que el producto sea algo único t/o difícil de conseguir.
  • Si la persona que se comunica es muy segura y habla con terminología como las que utilizan las entidades financieras, y además no pregunta mucho sobre el estado del producto, solo le interesa el valor, dudar.
  • Por supuesto, no ir al cajero y seguir los pasos que solicita para darle acceso a nuestra cuenta.
  • Algunos afirman que utilizando Mercado Pago este tipo de estafa no puede realizarse.

 

 

Artículo visitado 61 veces, 2 visitas hoy


Un comentario en “Si vendes por Internet podés ser víctima de esta nueva estafa

  1. Marcelo koziarski

    Las autoridades del gobierno deben ver que hoy los bancos para otorgarte un préstamo tocas un botón de aceptar y listo . Eso no puede ser , tiene que haber un sistema de mayor seguridad , los bancos también tienen su responsabilidad en estas operaciones delictivas

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top