OberaOnline

Dueño de FM obereña fue procesado y embargado en causa por narcotráfico

Walter Alexander B. dejó un reguero de pruebas que lo vinculan al delito. Afronta una pena de hasta 15 años. Basó su defensa en que le prestó el auto a un amigo.

Encontraron 45 kilos de marihuana en el interior de su auto, pero dijo que le prestó el coche a un amigo del que sólo sabe su apodo. Tampoco lo benefició haber permanecido prófugo durante seis meses ni el hecho de llamar a su abogado el mismo día y desde la misma localidad donde efectivos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) hallaron su Ford Ka lleno de droga, como estableció la pericia telefónica.

Walter Alexander B. (30), propietario de una FM de Oberá, dejó un reguero de pruebas que lo vinculan al ilícito y por ello le dictaron el procesamiento con prisión preventiva como autor presuntamente responsable del delito de transporte de estupefacientes, lo que implica una pena de hasta 15 años de cárcel.

Asimismo, en la resolución del  titular del Juzgado Federal de Oberá, Alejandro Gallandat Luzuriaga, fechada el pasado 30 de diciembre, se fija un embargo sobre los bienes del imputado por la suma de 200.000 pesos.

El Territorio accedió al expediente Nº FPO 2130/2020 “B., Walter Alexander s/infracción ley 23.737”, donde se precisan los detalles de la investigación que comenzó el 24 de mayo de 2020.

Ese día, alrededor de las 15.40, una patrulla de GNA realizaba un control sobre ruta provincial 6, a la altura del paraje Cerro Romero, en Gobernador Roca, cuando observaron que un auto frenó de golpe, giró en U y escapó del lugar a toda velocidad.

En consecuencia, una patrulla inició la persecución del citado rodado, circunstancia en la que observaron que ingresó a un camino terrado.

Después de unos kilómetros, los uniformados perdieron de vista su objetivo, por lo que iniciaron un rastrillaje que permitió dar con un vehículo de similares características al que había evitado el control.

Elementos de prueba

Se trataba de un Ford Ka color gris, patente AC 400 RC, en cuyo interior hallaron cuatro bolsas conteniendo 45 kilos de marihuana.

Si bien el conductor y sus posibles acompañantes se dieron a la fuga, los gendarmes no tardaron mucho en confirmar la identidad del propietario del coche, ya que en el interior estaba la cédula de identificación del automotor a nombre de Walter Alexander B., radicado en calle Roca de la ciudad de Oberá.

Además, encontraron otros dos elementos donde consta el nombre de la misma persona: una boleta de la Cooperativa de Eléctrica Limitada de Oberá (Celo) y un sello de goma con la leyenda “FM Imaginate”, de calle Salta de la misma ciudad.

Ante tales elementos de prueba, el Juzgado Federal de Oberá ordenó una serie de allanamientos, aunque no lograron dar con el propietario del Ford Ka, quien permaneció seis largos meses en condición de prófugo.

Finalmente, Walter Alexander B. se presentó en noviembre y aseguró ser inocente, aunque su relato no fue creíble para la Justicia, por lo que le dictaron el procesamiento con prisión preventiva.

Asimismo, a los fines de garantizar la pena pecuniaria, la indemnización civil y las costas, se fijó un embargo sobre los bienes del imputado por la suma de 200.000 pesos.

En el mismo dictamen se dispuso “el traslado del encartado de mención a la Colonia Penal Candelaria (U. 17) del Servicio Penitenciario Federal, toda vez que haya cupo de alojamiento, cuya tramitación se encomienda al Jefe del Escuadrón 11 de Gendarmería Nacional”.

El magistrado interviniente también ordenó la destrucción por incineración de la sustancia incautada el 24 de mayo del año pasado.

Llamada clave

Tras analizar las pruebas y testimoniales, el magistrado basó el procesamiento en que los 45 kilos de marihuana fueron hallados en el vehículo de propiedad del imputado, con la documentación pertinente y otra documentación, toda a nombre de la misma persona, lo que hace ver que estaba en posesión del vehículo.

En tanto, hizo hincapié en que al momento de los hechos el acusado estaba abonado a otro número de celular registrado a su nombre y activo ante la compañía Personal, diferente al que acepta como suyo.

“Con ese número de celular, siendo las 17.11 del día 24 de mayo del 2020, aproximadamente una hora y media luego del hecho investigado, se realizó una llamada al número de su defensor, impactando en la celda identificada como IGROCAN11, localizada en la avenida Belgrano de la localidad de Gobernador Roca, lo cual me permite suponer fundadamente que el encartado fue quien realizó dicha llamada y, por ende, que se encontraba en dicha zona aledaña a donde se produjo el hallazgo del automotor incautado que trasladaba el estupefaciente”, se remarca en el dictamen.

Como también se consideró “inverosímil que haya prestado su vehículo a una persona que apenas conocía, que siquiera conocía su nombre, del cual no tiene o no aportó un teléfono de contacto, no sabía ni le preguntó qué haría con el vehículo y, más aún, teniendo en cuenta que se encontraba vigente la prohibición de circular, en virtud del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, dispuesto por el Poder Ejecutivo Nación”.

También se mencionó que en su descargo el dueño de la FM citó a un médico que el 21 de mayo lo atendió por una lesión en el pie, lo que fue ratificado por certificado médico, aunque la gravedad no le impedía conducir vehículos.

Cayó su coartada

En este contexto, para la Justicia Federal está acreditado que Walter Alexander B. se encontraba a bordo del vehículo Ford Ka que el 24 de mayo del año pasado escapó de un control de GNA y luego abandonó el rodado con 45 kilos de marihuana en su interior.

Además de que el coche era de su propiedad, el imputado no realizó denuncia de robo ni dio motivos verosímiles para acreditar que no estaba bajo su custodia o posesión en el momento de producirse el hecho que se investiga.

“Por el contrario, se comprobó que poseía otro teléfono celular, desde el cual llamó a quien a la postre se presentaría como su abogado defensor en la presente causa, a poca distancia y escaso tiempo después del citado procedimiento, lo cual lo ubica en el lugar del hecho y desbarata la coartada ensayada en el presente”, precisa el dictamen.

Por otra parte, el magistrado consideró que la prisión preventiva es la única opción para evitar que el imputado vuelva a fugarse, habida cuenta que el transporte de estupefaciente prevé una pena de hasta 15 años de prisión.

Gallandat Luzuriaga cuestionó que el acusado haya demorado seis meses en presentarse al requerimiento judicial, por lo que “su comportamiento tampoco debe interpretarse como colaborativo o determinante para excluir el riesgo procesal de fuga o entorpecimiento de la investigación”.

Incluso, consideró que “fue llamativamente moroso en presentarse a aclarar su situación, lo que a su vez le habría permitido preparar las pruebas en su favor -cuando no borrar las que lo perjudicaran- y al hecho de que aún hay probanzas pendientes de producción, me llevan a considerar que la puesta en libertad del imputado en este estadio procesal podría perturbar los fines del proceso”.

 

Artículo visitado 133 veces, 1 visitas hoy
Salir de la versión móvil