El Gobierno de la Ciudad de Oberá, luego de realizar un relevamiento en los sectores más afectados tras las fuertes precipitaciones durante los últimos días, acercaron ayuda a las familias oleras del barrio San José y San Miguel.

La asistencia fue por la pérdida de la producción que ha sufrido este sector, cuando los ladrillos se encontraban en proceso de secado a la intemperie, sufriendo la destrucción total del producto.

Luego de verificar, llevaron a cabo la entrega de insumos destinados a su producción, palas, aserrín, rollos de plásticos y módulos alimentarios.

Artículo visitado 13 veces, 1 visitas hoy


Categorías: Noticias Sociedad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top