OberaOnline

Ex policía sumó una nueva denuncia por estafar $40.000 a una mujer de Oberá

El ex policía obereño Marcelo Enrique I. (45), acusado de haber cometido decenas de estafas en Misiones y otras provincias del país a través de ofertas de electrodomésticos en Facebook, sumó en las últimas horas una nueva denuncia a instancias de una mujer que le transfirió $40 mil pero jamás recibió los productos que adquirió.

Recién después de indagar sobre la operatoria engañosa de la que fue víctima y tomar contacto incluso con otros damnificados, la denunciante llegó a la conclusión de que se trataba del mismo hombre que mantiene vigente varios perfiles truchos para consumar las estafas.

En este caso, la denuncia de Mariela Elizabet (36) fue radicada el 1 de febrero, aunque la transferencia del dinero fue realizada el 26 de enero.

En Marketplace

Describió en la acusación policial formal que el 25 a la tarde se comunicó a través del chat del Facebook con una mujer llamada Gise Arguello, quien ofrecía a la venta en Marketplace un lavarropas automático.

En esa instancia le pidió un número de contacto debido a que estaba interesada. Cuando logró comunicarse por esa vía atendió un hombre, supuesto socio de la mujer, quien dijo ser propietario de un comercio de electrodomésticos ubicado sobre la calle Mitre de Puerto Iguazú y que tenía otros productos en oferta que ofreció a la damnificada.

De esta manera la víctima accedió a comprar, además del lavarropas automático, un termotanque y una minipimer, por $40.000. Entregó sus datos personales para la confección de facturas y quedaron en que el supuesto comerciante iba a mandarle los productos inmediatamente después del pago.

El depósito fue hecho -según la denuncia- el martes 26 a la cuenta de Johana Romina Aguilera a través de la plataforma de Ualá, y una vez concretada mandó foto del comprobante al supuesto vendedor para que envíe la compra hasta Oberá con una empresa de encomiendas, ese mismo día, supuestamente.

Por la demora la denunciante trató de comunicarse el 27, no pudo, el 28 el acusado le respondió que lo había mandado pero que el problema era el atraso de la empresa de envíos. El 30 fue hasta la sucursal de la empresa confirmando no había nada despachado a su nombre y se dio cuenta que había sido víctima de una estafa.

Más víctimas

El último domingo se puso a indagar en redes sociales y topó con que varias personas habían sido víctimas de la misma persona y con el mismo modus operandi, habiendo depositado distintas sumas de dinero a la cuenta de Johana Romina Aguilera.

Fue cuando radicó la denuncia en la comisaría Primera e incluso expuso su experiencia en los distintos grupos de ventas en Facebook (ver aquí) para alertar a la ciudadanía sobre la presencia del sospechoso, que tiene decenas de denuncias pero sigue cometiendo estafas.

Artículo visitado 50 veces, 1 visitas hoy
Salir de la versión móvil